1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Dos españoles detenidos en Gambia por ser homosexuales

España, un país en el que el matrimonio homosexual se aprobó hace tres años y donde las parejas homosexuales tienen el mismo derecho que las heterosexuales para adoptar niños, se enfrenta ahora a la noticia de que dos de sus ciudadanos han sido detenidos en Gambia precisamente por su homosexualidad.

El cónsul del país africano en Barcelona, Juan Antonio del Moral, no cree que la detención de los dos hombres, de 54 y 56 años, vaya a tener consecuencias graves. Pero declaraciones como la del presidente de Gambia, Yahya Jammeh, que hace dos semanas amenazó con "cortar la cabeza" a los gays que no abandonaran el país en 24 horas, despiertan, cuanto menos, intranquilidad.

Los turistas españoles fueron detenidos el pasado viernes a mediodía en una zona hotelera cercana a la capital, Banjul, acusados de haber hecho propuestas homosexuales a dos taxistas: según el diario Afrik, pidieron a los gambianos que los llevasen a un lugar de ambiente homosexual y éstos alertaron entonces a la policía.

Los españoles fueron trasladados a una comisaría y desde entonces han recibido la visita diaria del cónsul español en Gambia y del agregado de Interior, que según el Ministerio de Exteriores les están dando "pleno apoyo". Hoy estaba previsto que pasaran a disposición judicial.

Los dos hombres, procedentes de Cataluña, se enfrentan a penas de hasta 14 años de cárcel, el castigo que impone el país islámico a los gays. El presidente gambiano, un golpista que llegó al poder en 1994, considera que los homosexuales son un peligro para la nación.

"Estamos en un país musulmán y no aceptaré a esa gente aquí", declaró Jammeh el pasado 15 de mayo.

El Gobierno español del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, el mismo que impulsó la modificación del código civil del país para permitir el matrimonio entre homosexuales, se mostraba entretanto ligeramente optimista. Un diplomático español desplazado a Gambia por otros motivos -España no tiene embajada en este país-, se ha encargado personalmente de la situación de los dos españoles y ya hay dos pasajes de avión comprados para que salgan del país africano si el juez resuelve a su favor en la vista prevista. (dpa)