1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Dos de los 11 malasios retenidos abandonaron Pyongyang

Corea del Norte garantizó que los nueve restantes tienen libertad de movimiento y pueden hacer una vida normal, pero sin dejar el país.

Tras desatarse una crisis diplomática entre Corea del Norte y Malasia por el asesinato, en el aeropuerto de Kuala Lumpur, de Kim Jong-nam, Pyongyang tomó medidas. Una de ellas fue impedir la salida del país de once ciudadanos malasios. La tensión parece poco a poco ir cediendo, luego de que este jueves (09.03.2017) se confirmara que dos funcionarios de Naciones Unidas de nacionalidad malasia fueron autorizados a salir de la capital norcoreana.

"Alabado sea dios. Dos de nuestros ciudadanos, Stella Lim y Nyanaprakash Muniandy, pudieron salir de Pyongyang y han llegado a Pekín", escribió en su cuenta de Twitter el primer ministro malasio, Najib Razak. Asimismo, aseguró que los otros nueve ciudadanos, tres empleados de la embajada y seis de sus familiares, están a salvo y siguen con su trabajo cotidiano.

Najib aseguró también que el Gobierno de Corea del Norte garantizó la "seguridad” de los nueve malasios, quienes tienen "libertad para hacer su vida diaria". El premier agregó que su objetivo es solucionar la crisis de forma amistosa, por lo que "las relaciones diplomáticas entre Malasia y Corea del Norte no serán cortadas, ya que necesitamos seguir comunicándonos con ellos para encontrar una solución".

Buena relación

"Prometo que el gobierno hará todo lo necesario para asegurar que nuestros ciudadanos continuarán seguros y podrán retornar a Malasia”, añadió el primer ministro. Pyongyang tomó la decisión de retener a los malasios que se encuentran en Corea del Norte hasta que el caso del asesinato de Kim Jong-nam, hermanastro mayor del líder supremo del país, Kim Jong-un, tuviera "una resolución adecuada”. Para Pyongyang, Kim murió de un infarto y no asesinado con un agente tóxico, como asegura la fiscalía malasia.

En tanto, el Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas también confirmó que sus dos funcionarios malasios dejaron Corea del Norte. "Los miembros de nuestro equipo son servidores civiles internacionales y no representan a su gobierno nacional. Ellos trabajan para el programa de alimentos en Corea del Norte”, afirmó la agencia de la ONU a través de un comunicado.

Desde hace años, Malasia y Corea del Norte tiene una relación estrecha e incluso existía una exención de visados entre ambos países.

DZC (EFE, AFP, AP)

DW recomienda