Dortmund vs. Bayern: el clásico joven de Alemania | Bundesliga - El fútbol alemán en DW. | DW | 17.11.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Bundesliga

Dortmund vs. Bayern: el clásico joven de Alemania

Los dos equipos de la Bundesliga más exitosos de esta década se miden el fin de semana en casa de los auri-negros. Se trata de una rivalidad relativamente nueva, que año a año ha crecido, pero aún no termina por cuajar.

El Bayern es con mucho el equipo más poderoso de Alemania. Uno de sus más cercanos perseguidores es el Dortmund (BVB) que, como el Mönchengladbach, se ubica como segundo en cuanto a torneos de liga ganados. Cercano entre comillas, porque los muniqueses los superan con 20. 

Pero a pesar de la tremenda disparidad que los separa en cuestión de éxitos deportivos, la distancia no es tan abismal en cuanto a su arrastre. El Bayern seduce al 25,6% de los amantes del balompié, mientras que el Dortmund se coloca en segundo lugar, con 24,4%.   

No es lo mismo la Regionalliga, que la Bundesliga

Pero no siempre fue así. El Borussia Dortmund había asumido un papel importante a partir de 1956, pero solo en su estado federado. Después de la Segunda Guerra Mundial, en la zona ocupada por Reino Unido se fundó la Oberliga-West. El Schalke había sido siempre la escuadra dominante en Renania del Norte Westfalia, pero ahora había un nuevo sheriff en el pueblo.   

El BVB logró el bicampeonato en el 56 y el 58, para cederle a los azul Prusia el puesto de honor en el 59. El primer gran antagonismo del fútbol alemán había nacido. Pero el "derbi del Ruhr” no trascendía aquellas fronteras.

No es lo mismo Borussia, que Borussia…

No fue sino hasta la campaña 63-64 que Alemania dejó definitivamente su sistema de ligas regionales. La moneda estaba en el aire. ¿Quién se impondría como el mandamás de Alemania? Se antojaba que fuera alguno de los renanos. Pero fue el Bayern, durante los años 70, quien se dividió la hegemonía de la liga alemana junto con el Borussia… Mönchengladbach. 

Muniqueses y "potros” formaron un dúo-polio que dio pie al primer "clásico” de interés nacional, en una cultura futbolística habituada a los derbis comarcales. La primera gran batalla por erigirse como una potencia del balompié se definió a favor  del Gladbach, al ganar 5 títulos, por 3 del Bayern. 

Die Meistermannschaft Borussia Moenchengladbach (picture alliance/Sven Simon)

El Borussia Mönchengladbach, con el tropeo del campeonato alemán, en 1974.

La batalla perdida

Para los albi-verdes parecía reservado el trono que hoy ocupan los bávaros. Pero fueron Beckenbauer y compañía quienes definitivamente se convertirían en la máxima autoridad de la Bundesliga.

La década de los ochenta fue solo del Bayern, mientras que Gladbach perdía la partida más importante de su historia: la económica. Al tiempo que el Múnich consolidó su modelo de negocio, los "potros” no supieron adaptarse a la era del fútbol como espectáculo de masas. Fueron incapaces de modernizar su estadio, sus recursos escaseaban y se vieron obligados a vender a sus estrellas. 

El origen de la rivalidad

El Bayern se volvió el enemigo a vencer. Corrían los años 90 y el juego se trataba de ganarles. Pero surgió una esperanza. Dortmund alzó para 1995 su primer trofeo de la Bundesliga, repitiendo una campaña más tarde. Sin embargo, para el 97, el Bayern regresó a la cima.

Todo indicaba que los bávaros volverían a monopolizar la primera posición para siempre, pero Dortmund se interpuso en su camino en 2002, para repetir la travesura en 2011 y 2012.

Fußball, Bundesliga, 34. Spieltag, Borussia Dortmund Eintracht Frankfurt Meister (picture-alliance/dpa)

Así celebraba el Dormtund al ganar el campeonato alemán en 2011.

La era de las marcas

Estos choques comenzaron esbozar así un sabor a "clásico nacional". La televisión hizo su parte, promocionándolos bajo un slogan que en ligas como la española y la italiana está muy bien posicionado. 

Pero para hablar de un verdadero clásico hace falta lo que requiere el pan para esponjarse: tiempo. Si bien Dortmund y Bayern no son gemelos, su identidad tampoco llega a ser tan opuesta como para inyectarle algún tipo de morbo. Ese que hace a ciertos partidos diferentes a los demás: el clásico español es especial porque ha llegado a simbolizar una lucha entre la capital y las provincias, el Boca-River encarnaba en el imaginario popular las diferencias entre ricos y pobres, el Inter-Milan dibujaba una riña entre la derecha y la izquierda.

A la hinchada de Dortmund le gusta pensar en su pasado de equipo de clase trabajadora, mientras que la del Bayern se jacta de que son millonarios. Pero la rivalidad entre los dos clubes más ricos del país se ancla más bien solo en el plano deportivo.   

Bundesliga München Meister (Hassenstein/Bongarts/Getty Images)

Así celebraba el Bayern al ganar el campeonato alemán en 2014.

Este fin de semana Dortmund, contrario a la costumbre, no marcha como segundo. El Bayern, tampoco ha podido despegarse del pelotón. El encuentro está para cualquiera y tendrá un elemento que podría sumar a que el clásico joven de Alemania vaya madurando: si Dortmund hace tropezar a los sureños, el Leipzig podría desbancarlos del liderato general. Si a la postre, el Bayern dejara escapar la justa del presente año por culpa de esta derrota, se estaría agregando un ingrediente que hace de un partido emocionante un verdadero clásico: una pizca de tirria. 

Israel Dehesa

DW recomienda