1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Donald Trump lanza campaña criticando inmigración mexicana

El magnate y político estadounidense propuso levantar un “gran muro” en la frontera entre los dos países, y que “México lo pague”.

Las campañas presidenciales en Estados Unidos van tomando forma. No solo el republicano Jeb Bush y la demócrata Hillary Clinton presentaron sus aspiraciones a gobernar el país. Este martes (16.06.2015) se sumó otro corredor a la carrera. El magnate inmobiliario y de medios Donald Trump dijo ser “el gran líder” que el país necesita y presentó su aspiración lanzando durísimas críticas a la inmigración mexicana.

Desde la torre del centro de Manhattan que lleva su nombre, Trump dio un discurso de 45 minutos donde rescató el sentimiento nacionalista de un país que, según él, se ha convertido en el “basurero de todos los problemas de los demás”. Criticó el radicalismo islámico, el avance económico de China y Japón y especialmente a México, país que –dice Trump– estaría “ahogando económicamente” a Estados Unidos.

“México manda a su gente, pero no manda lo mejor. Está enviando a gente con un montón de problemas. Están trayendo drogas, el crimen, a los violadores. Asumo que hay algunos que son buenos”, sostuvo el magnate republicano. Por ello, afirmó que si llega a la Casa Blanca, construirá un “gran, gran muro” en la frontera sur. “Y haré que México lo pague”, agregó, señalando que él, como magnate inmobiliario, levanta los “mejores muros y muy baratos”.

Armas para todos

Trump, de 69 años, contó que su fortuna asciende a los 8.737 millones de dólares. “No lo digo para presumir”, aclaró, sino para cumplir con las normas que obligan a los candidatos presidenciales a declarar sus propiedades. Sin embargo, todo ese dinero no le ha servido, hasta ahora, para mejorar su imagen pública. Según una encuesta de Reuters, entre los 13 candidatos republicanos, Trump figura en el puesto 12 de opción de voto. El 50 por ciento de los consultados dijo que jamás votaría por él.

“El sueño americano está muerto. Pero si gano lo construiré de nuevo, más grande y mejor que nunca antes”, afirmó Trump ante centenares de asistentes al acto. “Necesitamos un líder que pueda devolver nuestros trabajos, nuestras fábricas, nuestro Ejército, que cuide de nuestros veteranos, que han sido abandonados. Un líder que suba el ánimo”, aseguró, antes de insistir en que “México no es nuestro amigo” y criticar a Jeb Bush: “¿Cómo alguien podría votar por ese sujeto?”, preguntó.

También abogó por que cada estadounidense pueda tener su arma y prometió “plantar cara” a Irán y al Estado Islámico, al tiempo que propuso reforzar las relaciones con Israel.

DZC (EFE, Reuters, dpa)