1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Donald Trump: ¿espaldarazo a la AfD?

A simple vista, el nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, y el partido populista Alternativa para Alemania (AfD) tienen mucho en común.

Frauke Petry

Frauke Petry

El partido Alternativa para Alemania (AfD) fue uno de los primeros en Alemania en felicitar a Donald Trump. Sus líderes, Frauke Petry y Jörg Meuthen, se presentaron en un telegrama como sus "aliados naturales”. Estas no fueron las únicas declaraciones por parte de la dirección del partido.

Este hermanamiento no sorprendió en absoluto. El historiador berlinés Paul Nolte habló en el diario "Berliner Zeitung” de un "modelo común transatlántico en el nuevo enfrentamiento entre ideas liberales y autoritarias”. El investigador de partidos políticos Karsten Grabow, de la Fundación Konrad Adenauer, describió en 2016 el programa populista como un "enaltecimiento del pueblo llano, como moralmente bueno, pero amenazado desde fuera y engañado por las altas esferas políticas”. Basta comparar los discursos de Donald Trump, Björn Höcke (AfD) o Petry (AfD) para encontrar los paralelismos.

Caricatura de Karl Lagerfeld: Melania, Petry y Trump.

Caricatura del diseñador alemán Karl Lagerfeld publicada en el diario FAZ. Donald Trump sitúa a Frauke Petry entre su mujer Melania y él.

Hermanos de espíritu

Amplios sectores de la AfD se sentirán entusiasmados con Trump. No hay encuestas al respecto, pero quien haya escuchado durante los últimos meses a la base del partido, se habrá topado una y otra vez con el concepto de la "internacional populista". Su meta es reemplazar el establishment político. Trump está considerado como una etapa relevante para llegar a dicho objetivo.

El politólogo de Dresde y experto en populismo Werner J. Patzel piensa que Trump podría dar alas a las esperanzas de la AfD de que "por fin ocupe la Casa Blanca un político como debe ser”, uno que no solo habla, sino que también actúa. ¿Por qué negociar acuerdos cuando se pueden firmar órdenes ejecutivas? También estructuralmente se aprecia una similitud, según Patzel: "Existe un vacío representativo, donde una parte considerable de la población no se siente representada por parte de la clase política y ha encontrado así una válvula de escape”.

No todo son similitudes

El politólogo Dr. Werner J. Patzell.

El politólogo Dr. Werner J. Patzell.

Y ahí se acaban las similitudes, coinciden los politólogos. La situación de Trump no puede simplemente compararse con la alemana, según Patzelt. En Alemania coexisten partidos fuertes y existe un asentado sistema de gobierno parlamentario. A la cabeza de la AfD no se halla "ningún multimillonario que pueda apoderarse de la organización del partido”.

El politólogo Hendrik Traeger añade otra diferencia: "Trump es un 'one man show', mientras la AfD, por el contrario, es un partido heterogéneo”. El partido está formado por un "un montón de corrientes diversas que carecen de un denominador común, aunque hasta ahora lo han podido disimular bien”. Además, Trump podría tener el efecto de acentuar las desavenencias en el partido. Los exabruptos de Trump podrían incuso intimidar a algunos. Consecuentemente, las diversas corrientes del partido podrían distanciarse aún más.

Patzelt también ve probable un efecto disuasivo. Al principio, habría un viento a favor para la AfD hasta que sea patente que "este hombre echará a perder a su país”. Entonces en la AfD predominará el "sálvese quien puedael todos intentarán que no se les relacione en absoluto con Trump”.