1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

División en el Parlamento turco sobre los ataques al PKK

El debate del Parlamento turco sobre la responsabilidad de la ruptura de las negociaciones con la guerrilla kurda del PKK ha evidenciado la división existente sobre las causas del fracaso del proceso de paz.

En el pleno, convocado por el principal partido de la oposición, el socialdemócrata CHP, para analizar el doble frente militar, contra el PKK y contra el grupo yihadista Estado Islámico, en el que se ha embarcado el Gobierno, aún en funciones, se criticó al Ejecutivo por su tolerancia hacia los yihadistas.

En un ambiente turbulento y con duros cruces de acusaciones entre los cuatro partidos parlamentarios, fue rechazada una moción del CHP para crear una comisión de investigación sobre los actos terroristas de las últimas semanas, que han motivado la doble ofensiva militar.

El Partido de los Trabajadores del Kurdistán apunta a una confusa alianza entre el Gobierno turco y el EI, a la que ha reaccionado asesinando a agentes de policía y desencadenando una dura respuesta de Ankara, con el bombardeo aéreo de bases yihadistas y, sobre todo, de la guerrilla kurda. El Gobierno responsabiliza al PKK de la escalada de la tensión y le acusa de no haber cumplido su promesa de retirar todas sus fuerzas de suelo turco.

Apoyo de EE.UU.

Tras un primer ataque aéreo de cazas turcos el viernes y otro el sábado, Ankara no ha vuelto a informar de acciones contra las posiciones del Estado Islámico, mientras sí continúan a diario incursiones contra los refugios del PKK en el norte de Irak. También se suceden los ataques de la guerrilla kurda en las provincias del sureste, donde han muerto 5 miembros de las fuerzas de seguridad desde el sábado, cuando el PKK declaró formalmente roto el alto el fuego proclamado en marzo de 2013.

Por su parte, Washington salió públicamente en defensa de Ankara, tomando los ataques del PKK contra policías turcos como una toma de posiciones. “El PKK es una organización terrorista y estos ataques provocaron una reacción de los turcos”, indicó. "Respetamos el derecho turco a la autodefensa". De esta manera, Estados Unidos se cubre las espaldas al máximo en política exterior.

MS (efe/dpa)