1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Disputa por una exposición

En Berlín está previsto inaugurar una exposición sobre la historia de los Juegos Olímpicos. Se había planeado una visión crítica, hasta que el Emirato de Catar comenzó a hacerse cargo del financiamiento.

BILDAUSSCHNITT! v.l. Franziska SCHENK (Moderatorin), Kip KEINO ( Olympiasieger Leichtathletik, KEN), Fuerst Albert II. VON MONACO, Nadia COMANECI (Olympiasiegerin Turnen, ROM), Pal SCHMITT (Staatspraesident HUN), Dr. Thomas BACH (DOSB-Praesident), Nadia COMANECI (Olympiasiegerin Turnen, ROM) waehrend der Podiumsdiskussion, halbe Figur, Halbfigur, Querformat, Deutscher Olympischer SportBund feiert 30 Jahre Olympischer Kongress am 28.09.2011 in Baden-Baden / Deutschland

Los anillos olímpicos

Todo comenzó con los griegos que le regalaron los Juegos Olímpicos al mundo. Así mismo, en la exposición “Mito Olimpia - Cultura y Juegos”, Grecia debía colaborar con la parte antigua de la muestra: 565 objetos de gran valor, muchos de los cuales nunca han abandonado su país de origen. Pero entonces, la Fundación Cultural Griega se declaró en quiebra. Ahora se tenía que encontrar un nuevo patrocinador. La elección recayó sobre el Emirato de Catar, pero la manera en que esto ocurrió generó una intensa pelea.

Inicialmente era Grecia el país que debía cofinanciar la exposición. EPA/ORESTIS PANAGIOTOU +++(c) dpa - Bildfunk+++

Inicialmente era Grecia el país que debía cofinanciar la exposición.

Un grupo de científicos berlineses cercanos a los profesores Bernd Sössemann y Gunter Gebauer habían redactado los textos del catálogo para la parte moderna de los juegos a partir de 1896 y trabajaban en su concepción. En marzo del año pasado, mientras los científicos aún estaban reunidos en sesión, el director de la construcción “Martin-Gropius”, Gereon Sievernich, emprendió un viaje al Emirato. En la capital, Doha, convenció al director del Museo Olímpico de Catar, Christian Wacker, de hacerse cargo de la parte de los juegos modernos de la exposición. “Una estupenda idea”, le pareció a Sievernich, “que Catar lleve de esa manera una exposición a Berlín.”

¿Ciencia crítica o insinuación al Comité Olímpico Internacional?

La emoción de Sievernich, sin embargo, no fue compartida por todos. Los profesores de Berlín aspiraban a una crítica consciente sobre temas como el dopaje, deportes en sistemas totalitarios, politización y boicot de los juegos, y se sintieron engañados. Sus textos ahora ni siquiera aparecerán en el catálogo. Los científicos temen sobre todo que la exposición pueda convertirse en una promoción superficial con la cual Catar se pone a disposición del Comité Olímpico Internacional (COI). La razón: el Emirato se postula como candidato para realizar los Juegos Olímpicos en 2020, además del ya conquistado Mundial de Fútbol en 2022.

El poder de los inversionistas

¿Por qué no habría de dársele una oportunidad a Catar para presentat una visión crítica de los Juegos Olímpicos que acogió el régimen nazi en 1936, por ejemplo, pese a que en Berlín hay científicos calificados? Todavía existe la sospecha de que el Emirato no fue elegido por su competencia en materia científica, sino por su dinero. No se debe olvidar que fue Catar el país que salvó la exposición al pagar la factura total cuando ésta cayó en dificultades económicas por la insolvencia griega. Y quien paga, dirige la orquesta.

Gunter Gebauer, sociólogo en el ámbito de deportes y filósofo en la Freie Universität de Berlín, afirma: “Estamos observando como Catar se está convirtiendo en una figura importante en el deporte mundial. Nos hemos enterado de que el Emirato ha tomado riesgos, y probablemente ha sobornado para llegar a ser la sede del Mundial del Fútbol de la FIFA”. Según el experto, Catar juega un papel desagradable en el mundo del deporte, porque corrompe las buenas costumbres con su dinero.

¿Sentar un precedente?

Christian Wacker, Director del Museo Olímpico de Catar y la construcción Martin-Gropius (31.8.2012-7.1.2013) Bild: DW Dr. Christian Wacker, Direktor des Qatar Olympic & Sports Museum

Christian Wacker, Director del Museo Olímpico de Catar y la construcción "Martin-Gropius"

Durante una rueda de prensa en Berlín, representantes del Emirato han dejado claro que Catar quiere ser el líder mundial en el área de exposiciones y presentaciones deportivas. Lo quiere lograr por medio de grandes obras como, por ejemplo, la construcción del museo olímpico más grande del mundo que planea abrir sus puertas dentro de tres o cuatro años. “Sabemos exactamente lo que hacemos y sabemos cómo adaptar los contenidos al público”, dice Wacker quien trabaja para un equipo de 15 científicos internacionales. Los profesores berlineses Gebauer y Sösemann consideran, sin embargo, que científicos como Wacker están muy relacionados con el COI.

Todavía hay muchas preguntas sin responder. Pero, según Sievernich, está claro que la construcción Martin Gropius no es el resultado de una cooperación internacional normal. El director afirma que es la primera vez que un país extranjero influye en la concepción de una exposición en la capital alemana y dicta su contenido. Gebauer califica, por su parte, como una “señal fatal” y sin precedentes en la cultura de las exposiciones en Europa el hecho de que se les permita a países extranjeros influir en el aspecto de edificios públicos en Europa. Según el experto, al final lo que se vende es la ciencia.

Autores: Werner Bloch/Gabriel Domínguez

Editor: Enrique López

DW recomienda