Disney, alcoholismo y nobleza | Diga usted | DW | 29.08.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Diga usted

Disney, alcoholismo y nobleza

Los usuarios opinan sobre la fama e influencia de los inolvidables personajes de Walt Disney, el problema del alcoholismo entre la juventud alemana y las bodas entre nobles.

default

El Ratón Mickey en tierras germanas

Cuando se crearon estos personajes, me pregunto si se imaginaban que iban acompañar a distintas generaciones y en tantos lugares del mundo con lenguas tan diferentes. Sin ninguna duda tiene hoy todavía plena vigencia: todos los niños reciben con gran alegría a personajes como Mickey, Minnie, Donald, Daisy, Pluto, Goofy... Y podríamos nombrarlos a todos, porque siempre están en la preferencia todos, desde los mas chiquititos hasta los adultos, que con la vestimenta de estos personajes organizan bellos espectaculos contando sus historias. Tienen esa magia de estar siempre presentes, en todos los negocios del mundo, y sin duda fueron pioneros en este mundo global. Qué mejor adorno para la torta de los 60 años del Ratón Mickey en Alemania que ver su figura junto a todos sus compañeros... Y que los cumpla Mickey junto a los niños ¡Muy feliz aniversario!

Grace Martin Stienne, Argentina

Creo que vale la pena tener en cuenta además que el amigo de Walter Disney y por muchos momentos socio, el dibujante de origen holandés Ubbe Iwwerks - quien luego abrevió su nombre a Ub Iwerks- es quien se supone que puede haber creado y dibujado a Mickey. Un dibujante formidable que hacía los trabajos a una velocidad enorme. Él fue pieza clave para que triunfara Walt Disney.

Enrique G. Balestrino, Uruguay

''Generación Vodka'': adolescentes alemanes y el abuso del alcohol

Como aducen, el alcoholismo no respeta ninguna clase social, sexo, religión o edad. Es un caso que debe ponerse en el tapete mundial como una bomba que acaba con los que lo consumen. Soy de la idea de que en las presentaciones de toda bebida alcohólica figuren los riesgos fatales para los consumidores, de la misma forma que se exige a las empresas tabacaleras. Somos una minoría, pero haciéndonos notar contribuiremos a que se consuma menos cada día.

Francisco Camani, Perú

Aquí en Uruguay hay un cierto problema con el alcohol, especialmente en lo que tiene que ver con adultos y con la conducción de vehículos en estado de ebriedad. Hay muchas personas conscientes de los peligros, sobre todo en los barrios céntricos donde el nivel socio-cultural es mejor. Pero hay muchos que siguen manejando tras haber tomado alcohol, a veces un poco y a veces muchísimo. Esto provoca innumerables accidentes y muertes. A eso se le suma la pésima costumbre de ciertos niveles sociales de darles a los niños motos, en ocasiones bastante grandes. Con 12 ó 13 años ya manejan una Honda sin siquiera saber las reglas de tránsito. Volviendo al consumo de alcohol, el problema aquí tiene dos partes: una, la de los jóvenes (de 18 para arriba) que se emborrachan hasta no poder más en las fiestas o en los fines de semana. La otra parte es la de adultos alcohólicos de muchos años. Muchos de estos alcohólicos están incluso en la calle y a veces, cuando no consiguen bebidas por falta de dinero toman alcohol rectificado o incluso alcohol azul (que se usa para limpieza). La mayoría son hombres de mediana edad para arriba, pero también hay mujeres. Una observación para terminar: Mientras en la ciudad el consumo temprano de alcohol está muy mal visto en casi todos los niveles sociales, en el campo está bien visto, particularmente en los hombres, como una forma de hacerse "adulto", hacerse "hombre". De esta forma, niños de 8, 9 o 10 años ya toman caña (similar al ron), y a los 25 están tan acostumbrados que el desayuno del gaucho "macho" es mate (un tipo de infusión) y caña, sin nada de comer. Curiosamente nadie parece considerarlos alcohólicos consuetudinarios, supongo que porque los estudios se hacen mayoritariamente en capital.

Sylvia Sánchez, Uruguay

¿Le gusta ver las bodas de los nobles?

Absolutamente sí, son un aire de tradicion, respeto al pasado y muestra de concepto familiar, principios bastante abandonados hoy en sociedades como Argentina.

María I. Cosentino, Argentina

Sí me gusta verlas, son muy interesantes y en México están muy criticadas por la prohibición de recibir titulos nobililiarios y así perder la nacionalidad por nuestros antecedentes históricos.

Gerardo Orozco Domínguez, México

 

Sí me gustan, es como leer “Alicia en el Pais de las Maravillas”. Además. me hubiera gustado que el artículo contara qué hacen estos nobles en su vida real, ya que tengo entendido que otorgan ayuda humanitaria en Jerusalem para niños palestinos e israelíes, que en la ceremonia había un pariente del rey jordano y el ex-embajador de Israel sentados juntos y charlando como deberían hacer estos dos pueblos. Además, se escuchó la música y canción en hebreo, idioma que los novios hablan perfectamente.

Sonia Sosenke-Munz, Alemania

Respecto de estos temas "reales", Alemania es un gran ejemplo para el mundo entero.

Ximena Beyer, Alemania

 

Sus comentarios, opiniones y críticas son siempre leídos con atención. No se garantiza una respuesta personalizada. DW-WORLD se reserva el derecho a publicar sin aviso previo las opiniones de sus usuarios, adaptadas y no siempre completas. Las opiniones vertidas en esta página son de exclusiva responsabilidad de quienes las han enviado.

¿Desea saber más sobre los temas de opinión? Cliquee en los artículos que figuran abajo y compártalos con otros lectores. Su opinión nos interesa. ¡Escríbanos!

 

Recopilación: Lydia Aranda Barandiain
Editor: José Ospina Valencia

DW recomienda