Disidentes reportan acoso durante la visita del Papa a Cuba | América Latina | DW | 29.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Disidentes reportan acoso durante la visita del Papa a Cuba

Elizardo Sánchez habló de "varios centenares" de activistas detenidos o puestos bajo arresto domiciliario durante la visita de Benedicto XVI.

Varios opositores cubanos reportaron hoy una serie de detenciones y el corte de sus teléfonos durante la reciente visita del papa Benedicto XVI, con el fin de impedir que participen en los actos públicos del pontífice.

El portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconcialición Nacional (CCDHRN), Elizardo Sánchez, habló de "varios centenares" de activistas detenidos o puestos bajo arresto domiciliario durante la visita de Benedicto. La ilegal pero tolerada CCDHRN reúne regularmente datos sobre actividades opositoras.

La líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, sostuvo que fue detenida el miércoles cuando salió de su casa a las tres de la mañana para ir a la misa y no fue liberada hasta las siete de la tarde.

"La única misa que yo pude escuchar fue la de Santiago de Cuba", dijo a la agencia dpa. Las Damas de Blanco habían anunciado de antemano que intentarían ir a la misa en la Plaza de la Revolución de La Habana y pedían a Benedicto XVI que las reciba "al menos un minuto" durante su estancia en Cuba.

El Papa realizó una visita pastoral a la isla desde el pasado lunes hasta el miércoles, durante la cual celebró dos misas públicas en Santiago de Cuba, en el sureste del país, y en La Habana.

También la hija de la fallecida líder del grupo, Laura Pollán, sostuvo que fue detenida a las seis de la mañana junto con otra activista de las Damas de Blanco cuando salía de su casa. Ambas estuvieron arrestadas hasta las tres de la tarde, dijo Laura Labrada.

Los teléfonos móviles y fijos, según varios activistas, estuvieron desactivados durante dos o tres días hasta el día de hoy. "Mi teléfono desde el lunes lo sacaron de servicio, por eso estábamos desaparecidas", dijo Soler.

El disidente Oswaldo Payá, líder del proscrito Movimiento Cristiano Liberación, contó que sí pudo asistir a la misa en La Habana, pese a que había recibido advertencias de no intentar ir. Al menos siete activistas de su agrupación fueron detenidos, sostuvo, y uno golpeado en un autobús público en Palma Soriano, cerca de Santiago de Cuba.

También el disidente Guillermo Fariñas habló de agentes apostados fuera de su casa en Santa Clara, a unos 260 kilómetros de La Habana, para impedirle salir de su casa. Según Fariñas, en la ciudad fueron detenidos al menos 24 opositores y otros 60 "bloqueados en sus casas".

La visita del Papa, la segunda de un pontífice católico a Cuba, generó algunas expectativas de cambios sociales tanto dentro como fuera de la isla. Sectores opositores criticaron sin embargo también al pontífice por no abordar la situación de los derechos humanos.

Fuente: DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda