1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Dimite el ministro de Deportes en Brasil

El anuncio llega a escasos cinco meses de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, aunque no afectará a su organización. Maduro habla desde Caracas sobre un plan para derrocar a Rousseff.

George Hilton, ministro de Deportes de Brasil desde diciembre de 2014, dejó este miércoles (23.03.2016) el cargo, a sólo cinco meses de los Juegos Olímpicos que tendrán lugar del 5 al 21 de agosto en Río de Janeiro. El anuncio fue hecho por el ministro Jaques Wagner, jefe del despacho personal de la presidenta Dilma Rousseff.

Hilton, cuyo partido abandonó la coalición oficialista la semana pasada, se había desvinculado de este para mantener el cargo, tuvo que renunciar en el marco de unas negociaciones entre el Ejecutivo y su partido, el PRB, en torno al proceso para destituir a la presidenta que se tramita en el Congreso. Según medios locales, el lugar será ocupado por Ricardo Leyser, del Partido Comunista de Brasil (PCdoB), quien fue secretario ejecutivo de la cartera de Deportes y recientemente asumió la secretaría de Deportes de Alto Rendimiento.

Polémica en torno a las presiones sobre Rousseff

Mientras tanto, un funcionario de la Cancillería brasileña envió un telegrama a todas las embajadas en el exterior advirtiendo que en el país se está gestando un golpe de Estado con la participación de grupos económicos y medios de comunicación. La misiva fue enviada sin autorización y la cartera ya envió una nueva circular a todas las representaciones diplomáticas para que el telegrama fuera "desconsiderado".

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, aventuró que su homólogo estadounidense, Barack Obama, encabeza una "estrategia imperial" para volver a dominar América Latina y El Caribe, "derrocando" gobiernos como el de Dilma Rouseff en Brasil o pidiendo cambiar otros como el de Venezuela. "¿Qué hacemos, nos hacemos los locos?", dijo Maduro desde un Consejo de Ministros en Caracas.

LGC (dpa / EFE)


DW recomienda