1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Dimite el gobierno de Costa de Marfil

Los motivos de la renuncia son desconocidos. El primer ministro Duncan fue nombrado primer ministro en 2013 y, para muchos, era el culpable del rápido crecimiento económico experimentado por el país en los últimos años.

Elfenbeinküste Präsident Alassane Ouattara

El presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara.

El Gobierno de Costa de Marfil, incluido el primer ministro Daniel Kablan Duncan, ha presentado su renuncia al presidente Alassane Ouattara.  

“El establecimiento de un nuevo Gobierno tendrá mayor coherencia con el propósito de ser más eficiente", dijo hoy (06.01.2015) el presidente marfileño tras aceptar estas renuncias, que se esperaban desde hacía semanas, durante la que iba a ser la primera reunión del año del Gabinete.

“Señor primer ministro. Usted me ha presentado su renuncia y la del Gobierno. Tomo nota”, dijo Ouattara en su cuenta oficial de Twitter.

Por el momento se desconocen los motivos de la dimisión del gobierno, anunciada durante una reunión del gabinete en Abiyán, la capital del país de África occidental.  Duncan fue nombrado primer ministro en 2013 y es considerado por muchos como el promotor del rápido crecimiento económico que Costa de Marfil ha experimentado bajo el mando de Ouattara.

Ouattara, de 74 años, pidió a los ministros que sigan ejerciendo sus cargos hasta la formación de un nuevo Gobierno. La próxima reunión del gabinete se llevará a cabo el 13 de enero con un nuevo gobierno, anunció el portavoz del Gobierno, Bruno Kone, en Twitter.

Ouattara había iniciado un segundo mandato presidencial de cinco años después de las elecciones celebradas en octubre. La participación fue baja debido a que la oposición había llamado a boicotear las elecciones.

Costa de Marfil se hundió en el caos en 2011, después de que el ex presidente Laurent Gbagbo se negara a aceptar los resultados de la segunda vuelta de las elecciones, en la que se impuso Ouattara. Unas 3.000 personas murieron en la guerra civil que se desató después.

JC (dpa, Reuters, EFE)




DW recomienda