1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Dimisión colectiva de concejales fuerza caída del alcalde de Roma

La dimisión en bloque de concejales del Ayuntamiento de Roma obligó hoy a abandonar el cargo a su polémico alcalde, Ignazio Marino, quien se dijo "apuñalado" por su partido y por "un único patrón", en una velada alusión al primer ministro de Italia, Matteo Renzi. Los encargados de dar la estocada a la administración de Marino fueron 26 concejales, de los cuales diecinueve pertenecen a su misma formación, el Partido Demócrata (PD, en el Gobierno). "He sido apuñalado por veintiséis nombres y apellidos pero por un único patrón", lamentó el hasta ahora regidor, que mantiene una notoria enemistad con el líder del PD y primer ministro Renzi. El ocaso de Marino comenzó el pasado diciembre, cuando se descubrió una red corrupta y mafiosa en el seno del ayuntamiento, al parecer establecida durante los años de los conservadores en el poder y ajena a su persona, aunque se le critica de pasivo.

Desde ese momento la tensión ha ido incrementando y el punto álgido llegó este verano, con una sucesión de crisis registradas en la capital, como un evidente empeoramiento de los servicios básicos, mientras su alcalde se encontraba fuera de la misma. Quizá el caso que más le ha perjudicado ha sido el presunto uso de la tarjeta de crédito del ayuntamiento para costear cenas de carácter privado, un hecho que está siendo investigado actualmente por la Fiscalía. Ahora cabe preguntarse cómo afrontará Roma sus retos más próximos, como el poco desdeñable Año Santo Extraordinario de la Misericordia, que comenzará el próximo 8 de diciembre y que, durante el año que durará, atraerá previsiblemente a 30 millones de peregrinos. efe