1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

"Die Toten Hosen" en Buenos Aires

17 años perdura ya el romance de la banda de punk-rock “Die Toten Hosen”, de Düsseldorf, con su público argentino. Este fin de semana, Campino y su grupo actuaron una vez más en Buenos Aires.

default

Los Toten Hosen ante la Casa Rosada.

“Buenas noches, hermanas y hermanos, somos Die Toten Hosen de Düsseldorf, Alemania” – Campino, solista de la banda de punk-rock más exitosa de Alemania, saluda a sus admiradores en Buenos Aires. Han esperado con añoranza este primer concierto de los Toten Hosen en Argentina desde hace cuatro años .

"Locura" compartida

“Es una relación muy especial”, dice Andreas Meurer, bajista de los Toten Hosen. Esta relación especial de la banda con Argentina empezó en 1992, por casualidad: un admirador alemán había emigrado al país suramericano y descubrió que allí también había una escena de punk-rock. Envió pasajes de avión, organizó un concierto y se produjo algo como un flechazo: amor a primera vista.

El líder del grupo, Campino, recuerda: “cuando llegamos, nos impresionó el espíritu de la ciudad: de alguna forma con la mirada fija en Europa, pero también con la sangre caliente de América del Sur. Una mezcla muy especial. Este toque de locura, que se percibía por todas partes aquí, correspondía exactamente a nuestro humor. Creo que los argentinos aprecian nuestra locura, el trepar sobre las barandas y los balcones, el caer, etcétera.”

El salto de Campino hacia el público también formó parte del repertorio en ambas presentaciones en Buenos Aires. Y desató el entusiasmo de los fans, quienes en otro concierto de los Toten Hosen, en 2000, derribaron la tribuna, afortunadamente sin que nadie se hiciera daño. “Lo que hace Campino produce un montón de adrenalina, es realmente una locura. Nadie lo hace, es único”, aseguran Daniela y Berenice, dos de sus admiradoras. Agregan: “los Toten Hosen tienen carisma y energía. Entre ellos y nosotros, el público argentino, hay mucha pasión y amor.”

Los alemanes más famosos en Argentina

“Hier kommt Alex”, “All die ganzen Jahre” o “Eisgekühlter Bommerlunder” – Daniela, Berenice y los otros fans argentinos cantan a coro las canciones de los Toten Hosen, de memoria. Berenice incluso ha aprendido alemán para entender las letras. El guitarrista Michael Breitkopf, por otra parte, aprendió español y Campino canta una y otra vez en el idioma nacional. “En mi lista personal de los veinte mejores conciertos de toda mi vida, se encuentran seguramente cinco de Argentina”, subraya el líder de los Toten Hosen. Lo especial del público argentino es, según Campino, que toma a la banda y su relación con ella como algo personal. “El hecho de que hayamos venido a comienzos de 2000, durante la enorme crisis económica, y hayamos tocado por un peso, como única banda internacional en aquel año, impresionó mucho a los fans. Eso lo han registrado para siempre.”

Mariano Asch, que representa a los Toten Hosen en Buenos Aires, lo confiirma. Hace notar que, cuando Campino y su grupo tocaron por poco dinero en aquellos tiempos duros, los fans se dieron cuenta de que a la banda le gustaba venir. Mariano Asch no duda de que hoy en día los Toten Hosen son el grupo alemán más conocido en Argentina. Nunca o raramente han visitado el país otras bandas de punk-rock de Alemania, como los “Ärzte” o los “Einstürzende Neubauten”. Solamente la banda de música electrónica “Kraftwerk” ha conseguido una popularidad parecida. “Kraftwerk ha estado aquí unas veces, pero siempre acompañando a otros grupos, como hace no mucho al Radiohead. Pero ninguna otra banda despertará en el público argentino los sentimientos que despiertan los Toten Hosen. Si mañana se presentaran aquí los Scorpions ante 60.000 personas, no se se generaría tanta pasión como la que se percibe con 10.000 o 20.000 fans de los Toten Hosen.”

Autor: Victoria Eglau /Dominik Luenen

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda