1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Diane Kruger, la reina de Cannes

La temática del film “In the Fade” no puede ser más actual: neonazis que atentan contra inmigrantes. Diane Kruger obtuvo el premio a mejor actriz por su papel en dicha cinta.

 A los 15 años abandonó su pueblo natal, Algermissen, cerca de la ciudad de Hildesheim, donde nació el 15 de julio de 1976. Su localidad se le hizo pequeña. La hija de una empleada de banco y de un informático quería volar pronto del nido, porque soñaba con ser bailarina. En París, empezó su carrera de modelo y consiguió se portada de las revistas "Vogue” y "Elle”.

Más información:

Cannes: Palma de Oro para "The Square"

Festival de Cannes se rinde a creadores de la serie "Twin Peaks"

Almodóvar inaugura como jurado el Festival de Cannes

De modelo a actriz

En 2000, cambió el modelaje por la interpretación. Visitó una escuela de teatro en la capital francesa, París. Su perfecto francés la ayudó más tarde a interpretar varios filmes franceses independientes, entre otros, de la directora Fabienne Berthaud. Tras finalizar su formación, actuó en algunos cortos, como: "The Piano Player”, donde colaboró con actores de la talla de Christopher Lambert o Dennis Hopper.

Carrera en Hollywood

Su primer papel en una producción internacional fue en 2004, en la cinta de suspense "Wicker Park”. Ya en Estados Unidos y, viendo que su carrera prosperaba, decidió cambiar su apellido Heidkrüger por Kruger, porque en allí era muy difícil de pronunciar.

Poco después logró conquistar Hollywood. Wolfgang Petersen le concedió la oportunidad de convertirse en Elena en "Troya”. Superó nada más y nada menos que a más de 3.000 candidatas.

Aunque entretanto vive en Hollywood, siempre ha participado en producciones europeas. En la coproducción europea "Merry Christmas” actuó junto a los actores alemanes Benno Führmann y Daniel Brühl. Incluso tomó clases de canto para dicho papel.

Miembro solicitado del jurado

Se ganó la admiración de muchos críticos por su actuación en 2009 en el filme de Quentin Tarantino sobre el nazismo, "Inglorious Basterds”, donde desempeña el papel de una mujer que juega un doble juego: admirada por los alemanes y espía para los estadounidenses. Su éxito le aseguró formar parte del jurado del Festival de Cannes y Venecia. En 2017 y en la película del director Fatih Akin, "In the fade”, fue la primera vez que actuó solo en alemán. Con esta cinta btuvo el premio a la mejor interpretación en Cannes.

Sabine Oelze (RMR/ CP)

DW recomienda