1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Eurodinámica

Diamantes combaten el cáncer

La nanotecnología trabaja con partículas de dimensiones tan minúsculas que resultan casi inimaginables para nosotros. Los nanodiamantes prometen éxitos revolucionarios en el campo de la medicina.

default

Nanodiamantes no brillan como las piedras preciosas, pero ayudan a combatir el cáncer.

Dean Ho es profesor de ingeniería biomédica y de ingeniería mecánica en la Universidad de Northwestern, en Chicago. Su campo de investigación son los diamantes, aunque su laboratorio no asemeje precisamente una joyería. Y es que Ho trabaja con nanodiamantes, que, si bien son químicamente idénticos a las piedras preciosas, son tan finamente molidos que parecen un polvillo cualquiera.

„Un nanodiamante está formado por carbono y mide solamente entre dos y ocho nanómetros, pero tiene cualidades muy interesantes. Su superficie es capaz de fijar primero diversos medicamentos, para luego liberarlos lentamente. Es inofensivo y puede ser procesado fácilmente," explica Dean Ho. Según el profesor, sólo hace falta un poco de ácido, un molinillo y un poco de ultrasonido para obtener partículas bastante uniformes. Es la combinación de todas estas características que vuelven al nanodiamante tan interesante para la medicina.

Éxitos en la lucha contra el cáncer

Dean Ho se dedica a probar si los nanodiamantes pueden mejorar el efecto de la quimioterapia en un enfermo de cáncer. Por lo general el impacto de los medicamentos de quimioterapia disminuye con el tiempo, ya que los tumores se vuelven resistentes. Esto se debe a que las células cancerígenas empiezan a producir una variedad de bombas moleculares, que eliminan rápidamente a los medicamentos. Aunque se desarrollen sustancias que paralicen una de estas bombas, la célula cancerígena siempre encontrará una alternativa. Hay que impedir entonces el proceso de bombeo y es aquí donde entran en acción los nanodiamantes. El medicamento es fijado al interior de los mismos, de donde ya no puede ser bombeado tan fácilmente.

El siguiente paso es probar si los medicamentos envueltos por nanodiamantes son realmente más efectivos. Par ello Dean Ho experimenta con ratones que padecen cáncer de mama agresivo. Los animales son tratados con la sustancia Doxorrubicina. Unos, en la forma habitual, como molécula libre, los otros obtienen la medicación fijada a nanodiamantes. Los ratones tratados con esta última variante sobrevivieron no sólo una semana, sino varias. Lo cual significa una clara mejoría.

Falta mucho camino por recorrer aún

Sin embargo, la utilización de nanomateriales es muy controvertida. Dean Ho ha analizado concienzudamente si los nanodiamantes, además de transportar un medicamento, pueden llegar a tener otro tipo de efecto en el cuerpo o incluso causar algún daño. En el caso de los ratones los nanodiamantes parecen ser inofensivos. Pero es posible que los efectos varíen de un animal a otro. Es por eso que el próximo estudio será hecho en conejos.

Dean Ho y su equipo se encuentran ante un de trabajo de varios años. Es necesario probar con seguridad que esta tecnología es inocua en muchas especies animales, antes de aventurarse a hacer los primeros estudios clínicos con seres humanos.

Autora: Valeria RisiEditor: Pablo Kummetz

Enlaces externos