Diálogos de Paz en Colombia: ¿qué debería aportar la UE? | América Latina | DW | 11.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Diálogos de Paz en Colombia: ¿qué debería aportar la UE?

En caso de una posible firma de la paz entre el gobierno de Colombia y las FARC, ¿cómo debería verse el apoyo de la UE? DW recogió opiniones en Bruselas, entre ellas la del comisario de Desarrollo, Andris Piebalgs.

El diálogo entre el gobierno de Colombia y las FARC se ve con buenos ojos desde la Unión Europea; ése es el tenor de las declaraciones europeas. Pero ¿qué vendría después de una posible firma de la paz? ¿Cuál debería ser la respuesta europea? Después de concluir con éxito el capítulo del desarrollo rural y cuando se inicia el siguiente capítulo de las negociaciones -el pulso político- DW ha recogido en Bruselas diversas opiniones.

Un apoyo que viene de lejos

“La Unión Europea cree en este proceso de paz y está comprometida a apoyar los resultados, así como desde ya estamos apoyando la implementación de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras”, decía Henriette Geiger – jefa de la Unidad de Desarrollo y Cooperación para América Latina y el Caribe- en una conferencia sobre Colombia y la respuesta europea, organizada por el Consejo Noruego para Refugiados.

“Cuando esté firmado (el acuerdo), pondremos en marcha un paquete de paz como lo hemos hecho en otros países. Sabemos que si la letra del acuerdo no se convierte en acciones concretas no habrá paz sostenible”, agrega, poniendo como ejemplo a Guatemala.

Kolumbien Narino

En la cordillera occidental de Nariño y la costa pacífica, los habitantes hablan de un recrudecimiento de la violencia.

En su opinión, en el país centroamericano, “el acuerdo no sirvió; la paz existe sólo en la superficie. Y no se ha logrado porque nunca se ha llegado a la causa de los problemas, no se ha hecho las cosas hasta el final”. En el caso de Colombia, las instituciones de la UE están conscientes de que el acceso a la tierra y su restitución a las víctimas es la raíz del conflicto.

Cabe anotar que el apoyo europeo a la pacificación de Colombia no es nuevo: entre el 2002 y el 2012, informa EuropeAid, 90 millones de euros se han destinado a los “Laboratorios de Paz” y 44 millones a la estabilización de zonas.

No sólo las FARC, otros actores armados

“Nos tienen restringidos los caminos. Colocan minas, entre las seis de la tarde y las cinco de la mañana está prohibido el paso. Si alguien logra pasar y no le pasa nada, el grupo tiene que desplazarse esa noche o es asesinado. Si antes necesitábamos 20 minutos para llegar a la zona de cultivos o para ir a comprar al mercado, ahora es un día entero”, cuenta a DW María Antonia Amaya, presidenta del Consejo Mayor para el Desarrollo Integral de Comunidades Negras de Nariño, una de las regiones más golpeadas por un conflicto, cuyos actores no están sentados a la mesa de diálogo de La Habana.

Nos tienen restringidos los caminos, dice María Antonia Amaya.

"Nos tienen restringidos los caminos", dice María Antonia Amaya.

En esta región –la costa pacífica colombiana- la presencia del Estado se limita al Ejército en combate con grupos armados de tráfico de armas, cultivos ilícitos y minería ilegal. “Vengo de otra Colombia”, concluye Amaya que, en Bruselas, quiere hacer visible la crisis humanitaria de estos grupos minoritarios, que últimamente ha ido en aumento.

Aunque los diálogos de paz han traído esperanza, “la situación humanitaria en Colombia sigue siendo muy grave. Hay que recordar que cinco millones de personas han sido desplazadas. 250.000 personas se han refugiado en Ecuador y Venezuela. De éstas, sólo la mitad tiene estatus de refugiado”, recuerda Hervé Delphin, jefe del Gabinete de la Comisaria para Ayuda Humanitaria y Protección Civil (ECHO).

Así, desde la óptica de ECHO, “la UE haría bien en colocar la ayuda humanitaria a Colombia entre sus prioridades”, afirma Delphin. "Si bien la ley de Víctimas y Restitución de Tierras es una señal importante, su implementación es un desafío”, agrega, subrayando que con un acuerdo entre las FARC y el gobierno aún no está lograda la paz.

Andris Piebalgs, comisario europeo de Desarrollo.

Andris Piebalgs, comisario europeo de Desarrollo.

“Colombia enfrenta grandes retos y ha dado enormes pasos, pero para seguir avanzando necesita de la ayuda de la UE”, afirma el eurodiputado español Ricardo Cortés Lastra, que aboga porque se siga cooperando a nivel bilateral con este país, “de economía pujante pero de gran desigualdad y vulnerabilidad”.

La visión del comisario de desarrollo

“El apoyo que prestaremos a Colombia se sale de nuestro programa de desarrollo, porque nuestros recursos y su impacto son limitados”, explicaba a DW el comisario de Desarrollo, Andris Piebalgs.

“Pero prevemos instrumentos como blending grants con el Banco Interamericano de desarrollo. Por ejemplo, si se necesita infraestructura, particularmente en zonas rurales, podríamos apoyar un crédito con un subsidio no reembolsable de entre el 10% y el 20%. También con nuestro instrumento regional estamos dispuestos a apoyar el proceso de paz. Aunque aquí hemos cambiado la lógica y es el gobierno colombiano el que tendrá que solicitarlo", decía el comisario, agregando: "El monto dependerá de cuán activamente el gobierno de Colombia quiera utilizar los recursos que ponemos a disposición”.

Autora: Mirra Banchón
Editora: Emilia Rojas

DW recomienda