Deutsche Bank registró pérdidas récord en 2008 | Economía | DW | 05.02.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Deutsche Bank registró pérdidas récord en 2008

Deutsche Bank, el mayor banco de Alemania, registró en 2008 pérdidas netas de 3.900 millones de euros producto de la crisis financiera mundial.

default

A pesar de la crisis Deutsche Bank defiende su independencia.

Deutsche Bank confirmó las cifras publicadas a mediados de enero que evidencian el primer resultado negativo anual desde el fin de la Segunda Guerra Mundial para esta entidad crediticia. En 2007, el Deutsche Bank había obtenido beneficios netos de 6.500 millones de euros.

Los accionistas recibirán un dividendo correspondiente al año pasado considerablemente más bajo, de 50 céntimos, frente a los 4,50 euros obtenidos por el año 2007.

Tan sólo en el último trimestre de 2008, en el que se agudizó la situación después de la quiebra del banco estadounidense de inversión Lehman Brothers, las pérdidas del Deutsche Bank ascendieron a 4.800 millones de euros.

El presidente del banco, Josef Ackermann, expresó su decepción al presentar los resultados definitivos: "Estamos absolutamente insatisfechos con nuestro resultado en el cuarto trimestre y con las consiguientes pérdidas para el conjunto de 2008".

Poco antes de la bancarrota de Lehman Brothers, Ackermann se había manifestado optimista de que la crisis desatada a mediados de 2007 llegaría a su fin.

Las huellas de Lehman Brothers

La quiebra Lehman Brothers dejó "huellas profundas" en los resultados del mayor banco alemán, explicó el máximo ejecutivo. "Las condiciones de mercado en este trimestre, nunca antes vistas, han dejado al descubierto flancos débiles en nuestro modelo de negocio", admitió.

"Por ello modificaremos la orientación estratégica en algunas áreas de negocios", anunció el directivo. Entre otras medidas serán reducidas las actividades en el área de banca de inversiones.

Ackermann cifró en 9.300 millones de euros las pérdidas derivadas de la crisis financiera desde que ésta estalló en el verano de 2007.

Para paliar los efectos, el banco aumentó la reserva de riesgo, que en el último trimestre de 2008 ascendió a 591 millones de euros, un 80 por ciento más que un año atrás. En todo el año, el banco incrementó la reserva de riesgo en un 76 por ciento, a 1.100 millones de euros.

El principal banco alemán también sintió los efectos de la crisis en sus negocios de banca privada, cuyos beneficios antes de impuestos cayeron un 18 por ciento interanual, a 945 millones de euros.

En el sector de banca de inversión, las pérdidas antes de impuestos acumuladas en el último trimestre se situaron en torno a los 5.800 millones de euros. En todo 2008, el faltante en esta área de negocios trepó a 8.500 millones de euros, tras beneficios de 4.200 millones de euros en 2007.

Deutsche Bank se mantiene firme

En respuesta a la crisis, el Deutsche Bank suprimió centenares de puestos de trabajo en el último trimestre del año. Frente al trimestre anterior, la cifra de plazas de tiempo completo cedió de 81.308 a 80.456, si bien se ubicó un tres por ciento por encima de la del último trimestre de 2007.

Ackermann auguró también para 2009 una situación difícil para la economía mundial y, por ende, para el sector bancario.

A diferencia de otros bancos alemanes, el Deutsche Bank no ha recurrido al fondo de rescate financiero creado por el gobierno y tampoco piensa hacerlo en el futuro, según aseguró Ackermann.

"Este banco decide sus destinos por sí solo", afirmó. "Si no se necesita dinero, no se lo pide prestado al Estado".

Los bancos que acuden a al fondo de casi 500.000 millones de euros de créditos directos y avales puestos a disposición por el Estado deben aceptar una serie de condiciones financieras y estratégicas que incluyen topes salariales para sus directivos.

DW recomienda