1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Detenido en México líder narco ligado a caso Ayotzinapa

La Policía Federal detuvo en Cuernavaca al alcalde de Cocula (Guerrero), Eric Ulises Ramírez, quien se encontraba en compañía de Adán Casarrubias, “El Tomate”, uno de los líderes de la organización Guerreros Unidos.

El nuevo alcalde de la ciudad mexicana de Cocula, donde supuestamente el año pasado fueron incinerados en un basurero 43 estudiantes, fue arrestado junto al líder de la organización criminal Guerreros Unidos, informaron hoy (30.10.2015) medios mexicanos citando a fuentes federales. Los detenidos son el alcalde Eric Ulises Ramírez y Adán Casarrubias, hermano de Sidronio y Mario Casarrubias, otros dos supuestos jefes del grupo criminal detenidos ya por la desaparición de los estudiantes, ocurrida la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014.

La Procuraduría General de la República aún no ha difundido información oficial sobre los arrestos. De acuerdo con los datos preliminares, el operativo se realizó el miércoles al atardecer en Cuernavaca, en el estado de Morelos (centro), con la finalidad de detener a Casarrubias. El líder criminal estaba con el alcalde, que lleva un mes en el cargo, y con otro hombre que se identificó como asesor jurídico del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Cámara de Diputados. El alcalde pertenece también a ese partido.

Soldados y policías federales confiscaron dos armas y un paquete de droga –no está claro si heroína o cocaína- y trasladaron a los detenidos a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada en la capital mexicana para que rindieran declaración.

Guerreros Unidos opera principalmente en el estado de Guerrero, uno de los estados más peligrosos de México, donde más de una decena de organizaciones delictivas luchan por controlar los cultivos de amapola, base de la heroína, y se registran asesinatos, secuestros y desapariciones.

El caso de los estudiantes está siendo revisado actualmente por un grupo especial de la fiscalía y el grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que en septiembre echó abajo la versión oficial de que los estudiantes fueron incinerados en un basurero de Cocula.

JC (Dpa, Reuters, BBC Mundo, El Economista)




DW recomienda