Detenido el exdirector de la Seguridad Social hondureña | América Latina | DW | 09.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Detenido el exdirector de la Seguridad Social hondureña

Es el responsable del mayor desfalco público en el país de las últimas décadas. Desvió fondos a empresas afines por valor de 200 millones de dólares.

Las fuerzas de seguridad de Honduras detuvieron hoy en el oriente del país al exdirector del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) Mario Zelaya, que estaba prófugo, acusado de corrupción, lavado de activos y fraude, entre otros delitos. Así lo informó en una comparecencia, el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, quien indicó que "Zelaya fue capturado está madrugada en el departamento de El Paraíso", en el oriente del país.

El detenido "está en manos de la Policía Militar y en los próximos momentos será puesto a la orden de la Justicia", indicó el mandatario, quien felicitó a las fuerzas de seguridad del país por "los esfuerzos" hechos para capturar a Zelaya, que estaba en paradero desconocido desde enero pasado.

Lucha contra la impunidad

Mario Zelaya dirigió la Seguridad Social hondureña desde 2010 hasta enero del 2014, tiempo tras el que la dejó en una delicada situación económica al desviar fondos a través de compras sobrevaloradas a determinadas empresas afines por valor de, al menos, 200 millones de dólares, según el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA).

También está acusado, junto a los exviceministros de Salud, Javier Pastor, y de Trabajo, Carlos Montes, ambos en prisión, de lavado de activos y cohecho pasivo impropio en contra del Seguro Social. El delito de lavado de activos es castigado en Honduras con una pena de entre 15 a 20 años de cárcel, mientras que el delito de cohecho pasivo impropio, con entre uno y cuatro años.

El mandatario no precisó si la Policía hondureña pagó la recompensa de un millón de lempiras (unos 46.970 dólares) que ofreció en julio pasado a quien diese información sobre el paradero de Zelaya. La embajada de Estados Unidos en Honduras felicitó al Gobierno hondureño por la captura de Zelaya, lo que, dijo, significa "otro golpe contra (la) impunidad" en el país. Y lo animó a seguir adelante en sus esfuerzos contra la corrupción, un lastre para un país en el que el 70% de sus 8,5 millones de habitantes son pobres.

LGC (EFE / Reuters)