1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Detención en caso de homicidio que conmocionó a Alemania

El caso del secuestro y asesinato de Maria Bögerl, esposa de un directivo de banco, conmocionó a la sociedad alemana en 2010 y ocupa a la Policía del país desde entonces.

El 12 de mayo de 2010, Maria Bögerl, de 54 años, esposa y madre de dos hijos, fue secuestrada de su domicilio en Heidenheim, una ciudad situada al este del estado federado de Baden-Würtemberg. Los secuestradores pidieron 300.000 euros en efectivo para liberarla y el marido depositó el dinero en un lugar convenido en la autopista. Un día más tarde, se pierde el contacto con los secuestradores y se comprueba que el dinero no fue recogido. 

Más información: 

¿Se populariza el secuestro en Alemania?

El 14 de mayo, se encuentran el teléfono de Maria Bögerl y su auto cerca del monasterio de Neresheim. Poco después, se ofrece una jugosa recompensa para quien dé pistas fiables sobre el caso. Un dramático llamado del marido y los hijos de la secuestrada en la cadena de televisión ZDF conmovió a la sociedad alemana hasta la médula: "Por favor, devuélvannos a nuestra querida madre y esposa”, suplicaron sus familiares.

Críticas a la Policía

El 3 de junio, un paseante encuentra el cuerpo de Maria Bögerl junto a un bosque cercano al domicilio de la víctima. Se acusa al banco de no haber facilitado el dinero del rescate con la suficiente rapidez y se llega incluso a sospechar de que el marido de la víctima pudo tener algo que ver con su secuestro y muerte. Un año después, el 11 de julio de 2011, el hombre no puede resistir más la presión y se quita la vida. Tras el suicidio, los hijos de la pareja critican abiertamente la labor de la Policía. Hay miles de pistas y huellas que contribuyen a la investigación, pero ninguna de ellas es definitiva. Cientos de personas fueron obligadas a someterse a pruebas para cotejar su ADN con el del supuesto autor.

Finamente, en abril de 2017, la Policía parece haber encontrado el hilo definitivo. El día 5, la cadena ZDF informa sobre el estado de las investigaciones y, al final del programa, los espectadores llaman para ofrecer nuevas pistas. Finalmente, este 6 de abril de 2017, la Policía informa de que detuvo a un sospechoso del asesinato. No se han querido dar datos de su identidad, pero sí se ha hecho pública parte de su declaración. Al parecer, esta persona confesó haber sentido odio hacia la familia de la víctima. Hubo un incidente el pasado mes de julio que condujo a la Policía sobre la pista del detenido. En estado de embriaguez, el ahora detenido habló del caso con dos jóvenes, a quienes aseguró haber acuchillado a Maria Bögerl con sus propias manos. Estos dos hombres grabaron la conversación con su celular y alertaron a la Policía, que hoy finalmente logró detener al principal sospechoso. (dpa)

 

DW recomienda