1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Detención de miembros de las FARC tras asesinato de indígenas

Los guerrilleros están acusados de matar a dos nativos en un ataque a balazos producido ayer, cuando estos desmontaban una pancarta instalada por las FARC. La ONU llamó hoy a respetar los derechos de los indígenas.

Un grupo de indígenas detuvo hoy (06.11.2014) a al menos seis presuntos miembros de la guerrilla de las FARC, acusados de matar a dos nativos en un ataque cometido en el departamento de Cauca, en el suroeste de Colombia. La muerte de los integrantes de la comunidad indígena Nasa ocurrió el miércoles cerca del municipio de Toribío, cuando fueron alcanzados por disparos de francotiradores.

Los dos miembros de la guardia indígena fueron atacados a balazos cuando intentaban desmontar una pancarta instalada por guerrilleros para conmemorar los tres años de la muerte de alias "Alfonso Cano", quien era el máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). "Cano", cuyo verdadero nombre era Guillermo Sáenz, murió el 4 de noviembre de 2011 durante una ofensiva militar que incluyó un intenso bombardeo aéreo en un sector montañoso de Cauca.

Llamamiento de la ONU

Tras la muerte de los dos miembros de la guardia indígena, unos 350 nativos se organizaron para perseguir a los autores de los disparos, que se refugiaron en una montaña situada a corta distancia de Toribío. Según el líder indígena Manuel Chaves, los arrestados serán juzgados de acuerdo con las normas penales de la comunidad Nasa, aunque oficiales del Ejército manifestaron que esperan que los guerrilleros sean entregados a las autoridades.

Los líderes de la comunidad se declararon en asamblea permanente para analizar el procedimiento que será aplicado a los acusados, pues las normas ancestrales consideran el destierro, la cárcel, los trabajos forzados o el "fuete" (latigazos). El Estado colombiano autoriza a las comunidades indígenas a aplicar sus propios mecanismos de justicia, aunque el general Wilson Cabra, comandante de la Fuerza de Tarea Apolo del Ejército, dijo que espera que los jefes de esa comunidad acepten entregar a los detenidos a la Fiscalía General. Por su parte, la ONU instó hoy a las FARC a que respeten los derechos a la vida, la integridad personal, la autonomía y el territorio de los pueblos indígenas que habitan el país.

MS (dpa/efe)