1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Destrucción y muertos provocó el ciclón Winston en Fiji

El fenómeno, uno de los más poderosos registrados en el hemisferio sur, dejó al menos cinco víctimas fatales, inundaciones y cortes de electricidad.

Al menos cinco personas murieron en distintas islas de Fiji, pequeño estado ubicado en Oceanía, tras el paso del ciclón Winston, considerado por los especialistas como uno de los más poderosos de los que se tenga registro en el hemisferio sur. Las autoridades informaron este domingo (21.02.2016) que aún esperan reportes de áreas remotas del país, por lo que la cifra de víctimas fatales podría incrementarse.

El ciclón, clasificado como de categoría 5, destruyó líneas de electricidad y provocó inundaciones, cortes de agua e interrupción de las comunicaciones como consecuencia de sus lluvias torrenciales y vientos de hasta 325 kilómetros por hora. Gracias a un cambio de dirección de última hora, Suva, la capital de Fiji, un país de poco menos de 900.000 habitantes, se salvó de sufrir la furia del fenómeno climático.

El primer ministro, Frank Bainimarama, confirmó el número de víctimas y recordó que el país se encuentra por 30 días en estado de emergencia, con las escuelas cerradas y un toque de queda extendido hasta la mañana de este lunes. “Cuando podamos, diremos cuándo retornará el agua y la electricidad”, dijo el dirigente, que aseguró que en muchos lugares el corte de energía fue intencional para evitar mayores tragedias.

“Destrucción masiva”

Jay Dayal, quien vive en Rakiraki, al norte de Fiji, dijo que la destrucción fue generalizada. “No me sorprendería si la gente se quedara sin comida. Esto no parece Fiji, se ve como un país diferente”, dijo a Reuters. Agencias humanitarias advirtieron que el país podría enfrentar una crisis sanitaria. Iris Low-McKenzie, de Save the Children, estaba en Suva, que no fue golpeada directamente por el ciclón. Sin embargo, aseguró que “nunca viví algo así. El ruido era terrible, los techos se salían de las casas, los árboles eran sacados de cuajo”.

El premier Bainimarama dijo que la tormenta se tomó “Fiji por asalto” y recordó que “ha sido descrita como la más poderosas de la historia. Como nación, estamos enfrentando una tragedia de la peor especie”. “La proporción de la destrucción es absolutamente masiva y es muy pronto aún para decir cuántos hogares han sido arrasados por la tormenta”, declaró Susan Slattery, de la Cruz Roja Australiana, al medio australiano 9News desde Suva.

DZC (AFP, EFE, Reuters)


DW recomienda