Destrucción de casas de familias de agresores palestinos es “crimen de guerra”, dice HRW | El Mundo | DW | 22.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Destrucción de casas de familias de agresores palestinos es “crimen de guerra”, dice HRW

La organización de derechos humanos Human Rights Watch (HRW) instó a Israel a detener de inmediato la destrucción de casas de agresores palestinos, una práctica que castiga a toda la familia y genera más odio.

Niños juegan en la acera de la casa de una familia palestina, destruida recientemente por el Ejército israelí.

Niños juegan en la acera de la casa de una familia palestina, destruida recientemente por el Ejército israelí.

Con ello se está castigando también de forma "premeditada e ilícita a personas que no están acusadas de un comportamiento incorrecto". HRW califica la demolición de casas en los territorios ocupados como ocurre en Jerusalén Oriental y en Cisjordania como una violación del derecho humanitario y de crimen de guerra.

El martes pasado dos palestinos mataron a cinco personas en un ataque en una sinagoga en Jerusalén antes de ser abatidos. El Ejército israelí anunció a las familias de los agresores poco después de sus casas iban a ser demolidas en 48 horas.

¿Prevención o generación de más odio?

Antes se destruyó la vivienda de un palestino que en octubre atropelló a las personas que esperaban en una parada de tranvía. "Israel debería perseguir judicialmente a los criminales, juzgarlos y condenarlos", dijo Joe Stork, vicedirector del departamento de Cercano Oriente y África del Norte. En lugar de ello Israel destruye o sella casas o viviendas "buscando venganza" y dañando a familias enteras.

Las autoridades israelíes consideran que esta práctica puede tener efectos disuasorios. El Tribunal Supremio del país ha permitido la destrucción de las viviendas y hasta la fecha ha rechazado todas las demandas interpuestas contra ello.

JOV (dpa, The Jerusalem Post)