1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

“Después del domingo, van a proseguir los problemas en Bolivia”

El próximo domingo, Evo Morales somete la Constitución que le quiere dar a Bolivia a votación popular. DW-WORLD habló con Miguel Buitrago, experto en la región andina del Instituto de Estudios Globales de Hamburgo.

default

El "sí" a la nueva Constitución que propone Evo Morales se da casi por hecho.

El triunfo del “sí” se da prácticamente por hecho: Evo Morales se apoya en los suyos. Sin embargo, la Media Luna no cesa en su ruidosa oposición y, si en los departamentos de Santa Cruz, Chuquisaca, Tarija y Beni el triunfo del presidente no es contundente, tampoco callarán en lo que sigue, opina Miguel Buitrago, experto en procesos democráticos y movimientos sociales del Instituto de Estudios Globales de Hamburgo, y conocedor de la situación política boliviana.

DW-WORLD: Si la nueva Constitución se aprueba en el referéndum del próximo domingo, ¿aceptará la oposición el resultado?

Miguel Buitrago: El Gobierno espera que la Constitución reciba en el conjunto del país un 90% de votos a favor. Si el resultado se sitúa por debajo, y el pronóstico del 90% no es muy realista, la oposición tendrá un argumento para asegurar que la Constitución no es legítima e iniciar la resistencia al documento.

Bolivien Referendum Evo Morales

Evo Morales: "quieren debilitar a este indio para sacarle de Palacio".

Pero una victoria por debajo del 90% tampoco sería una tragedia… ¿por qué se ha puesto el Gobierno de Morales semejante corsé?

Por el problema que representa la Media Luna. No es lo mismo que la Constitución se apruebe con un 55% de los votos a favor, porque eso sería una mayoría relativa y le daría alas a la oposición, que con una aprobación del 90%.

¿Qué margen tendrían los departamentos de la Media Luna para “resistirse” a cumplir con la nueva Constitución?

Dependerá de los resultados en estos departamentos. De acuerdo al margen de éxito que obtenga el “no”, habrá mayor o menor capital social para enfrentar la oposición.

Supongamos que el “no” gana con cierta ventaja en la Media Luna, ¿cómo podría llevarse a cabo en la práctica esa oposición?

Imagino que más de lo mismo: manifestaciones, huelgas… y el resto dependerá de cómo reaccione el Gobierno. Si uno se fija en la historia de Bolivia, se da cuenta de que cuanto más duro se pone el Gobierno, mayor es la severidad de las protestas, y la verdad es que me pregunto cómo pretende Morales manejar la resistencia que se le viene encima.

¿Estamos hablando de un posible enfrentamiento directo?

Tal vez. Si el Gobierno se radicaliza, la oposición también se va a radicalizar y, por poner un ejemplo, las fronteras de Bolivia están completamente abiertas, incluso armas pueden entrar a través de Brasil, Paraguay… y ya se ha denunciado en algunos casos la compra de armas.

Demonstrationen gegen Regierung in Bolivien

Manifestaciones contra el Gobierno boliviano en el departamento de Santa Cruz.

Digamos que la nueva Constitución obtiene en el referéndum un 70% de los votos a favor: está por debajo del 90%, pero no deja de ser una aprobación. ¿Se “radicaliza” el Gobierno si obliga a que se cumpla lo que la mayoría del pueblo boliviano ha aprobado? ¿Qué significa que el Gobierno “se radicaliza”?

Una radicalización puede ser un apoyo férreo al Estado de derecho, hacer cumplir la ley a toda costa, que es por otra parte la función de todo Gobierno en una democracia. Si la Constitución se aprueba, puede que la oposición no encuentre más alternativas que infringir la ley. Y eso es lo que me da miedo.

Pero ahí el Gobierno boliviano no tiene mucho margen de acción: su tarea es hacer que se cumpla la ley…

Tradicionalmente, cuando el Gobierno boliviano se ha enfrentado a este tipo de resistencia en las calles, ha tenido siempre poco margen de acción…

¿Ha hecho el Gobierno de Morales todos los esfuerzos necesarios para buscar un consenso social en torno a su borrador constitucional?

No, la Constitución no ha sido consensuada. Morales tiene una visión e intenta imponerla. Lo ha dicho muchas veces: está tratando de 'refundar' Bolivia de acuerdo a sus objetivos y a los de su base, que es mayormente indígena. Y no sólo Morales: hay gente detrás de él que son los ideólogos tanto de la Constitución como de ese nuevo país que se quiere crear. Esas ideas están en directa contraposición a las que tienen otros, como la oposición en Santa Cruz o los tarijeños, que reclaman más control sobre los ingresos que percibe el Gobierno por la venta de gas natural.

¿Qué contiene el borrador constitucional para que provoque tanto rechazo? ¡Siga leyendo!

DW recomienda

Enlaces externos