1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Desmantelan red de colaboradores de Sendero Luminoso en Perú

Los capturados proporcionaban información, medicinas y armas a una célula guerrillera que operaba en zonas selváticas del país y que además tenía nexos con el crimen organizado.

Unos 23 miembros de una red que colaboraba con los remanentes del grupo ultraizquierdista armado peruano Sendero Luminoso fueron capturados en los últimos días de manera simultánea en cinco departamentos del país por las fuerzas combinadas de la Policía y el Ejército, informó hoy el diario "La República".

El jefe del Comando Conjunto de La Fuerzas Armadas, José Cueto, sostuvo que las detenciones se produjeron con mandato judicial contra cada uno de los acusados, entre los que se encuentran algunos narcotraficantes.

Los capturados formaban parte de una red encargada de proporcionar información, armas, medicinas, alimentos, servicios de internet, hospedaje y otras facilidades a la columna senderista de los Quispe Palomino, la misma que opera en la zona selvática del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM).

La columna de los Quispe Palomino se ha convertido en un gran dolor de cabeza para el gobierno por los continuos golpes que en los últimos años han provocado la muerte de soldados, policías y civiles por decenas.

Sicarios del crimen

Aunque por costumbre a esa columna se le llama senderista, en términos reales ya no lo es, pues renunció al "pensamiento Gonzalo", la ideología maoísta fundamentalista que caracterizó al grupo, y reniega con duros términos de su fundador, Abimael Guzmán.

Diversas investigaciones indican que en la práctica, la columna de los Quispe Palomino es un ejército al servicio de las mafias del narcotráfico, muy activas en el VRAEM.

Entre los capturados se encuentran colaboradores directos de los dirigentes senderistas "Alipio" y "Gabriel", como eran conocidos Orlando Borda Casafranca y Martín Quispe Palomino, respectivamente, abatidos en agosto en un operativo militar.

"Alipio" y "Gabriel" eran considerados el número uno y dos de la parte militar de esta columna.

Según fuentes policiales, la captura de los colaboradores se debió a que los nombres y ubicaciones de éstos se encontraron en las agendas del senderista "Raúl", a quien aún no se ha logrado capturar.

Los colaboradores fueron capturados en zonas selváticas de los departamentos de Ayacucho, Cusco, Huancavelica, Junín y Pasco, y serán trasladados a Lima para las investigaciones respectivas.

Sendero, que bajo la dirección de Guzmán desató el terror en el país entre 1980 y 2000, según la Comisión de la Verdad, dejó casi 70.000 muertos. Solo le queda una columna fiel al origen, en la zona selvática de Huallaga, pero está extremadamente debilitada desde que el año pasado fuera capturado su líder, Eleuterio Flores Hala.

EL(dpa, EFE)