1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Descubren gigantesco campo de algas en la Antártida

Algas que flotan en las aguas antárticas fueron ubicadas en las costas. Un fenómeno observado por primera vez. La fauna local podrá aprovecharlas como parte de su alimentación con notable beneficio.

default

Campo de algas en la Antártida.

Científicos australianos descubrieron un gigantesco campo de algas marinas, de unos 200 kilómetros de ancho por 100 de largo, ubicado en las costas de la Antártida (Australia).

Las imágenes del florecimiento fueron captadas desde un satélite en órbita de la NASA. Según la imagen del satélite, el enorme campo de algas de un color verde vívido intenso, se puede reconocer desde el espacio. Un fenómeno natural de esta magnitud es verdaderamente poco común.

Científico alemán explica el fenómeno

El científico alemán y experto en glaciares marinos, Jan Lieser, el cual se dedica a investigar en Hobart (Tasmania) y ha seguido el desarrollo de este fenómeno, explica las causas de la aparición de las algas de acuerdo a tres factores: disminución de la capa de hielo, en combinación con la luz solar y nuevos nutrientes, en este caso el hierro. Habitualmente el hierro es limitado en estas aguas, pero se cree que los fuertes vientos, que sacuden momentáneamente en la región, soplaron grandes cantidades de polvo y nieve hasta el océano, que a su vez contenían este nutriente.

Otra explicación del desarrollo de este fenómeno podría estar en el hielo marino flotante, el cuales se originan en grandes reservas de agua y se queda ahí un largo tiempo, y hasta se amplía ahí durante varios inviernos, acumulando en su interior polvo y residuos provenientes de la atmósfera. Cuando este se desprende y se derrite sobre la corriente marina se dispersan nuevamente los sedimentos acumulados. Esta puede ser otra forma manera mediante la cual también se haya producido hierro en el océano.

Notables beneficios para la alimentación de la fauna local

Mientras que en el Adria o en el océano Báltico se hablaría de una plaga de algas, en la Antártida las condiciones son otras: “Yo estoy esperando un banquete. Las algas viven habitualmente muy poco tiempo, de por sí ya por sus condiciones biológicas. Estas son parte de la alimentación esencial de microorganismos como el krill, una especie de crustáceos parecidos a los camarones que circundan el continente Austral. El krill es también una fuente de alimentación de las aves marinas, como el pingüino, la pinnipedia y hasta de las ballenas.”

Antarktischer Krill Euphausia superba

Las algas son un alimento que trae notables beneficios a la fauna local.

Los científicos aún no han podido identificar con exactitud el tipo de alga descubierta: “Creemos que se trata de un tipo de fitoplancton marino llamado “Phaeocystis”. Lieser y los otros científicos deben esperar aún algunos días para confirmar estos datos. Por suerte un barco científico australiano se encuentra en los alrededores de la zona del campo de algas, donde ya ha recogido muestras para estudiar este fenómeno. De todas formas el barco científico Aurora Australis debe llevar primero las muestras recogidas a Tasmania, las cuales se analizarán después en el laboratorio. Hasta que esto ocurra puede que la floración de estas algas en la Antártida se haya convertido ya en alimento para los peces.

Autor: Tobias Oelmaier / VC

Editor: Enrique López

DW recomienda