Descontento de ingleses a 100 días de los Juegos Olímpicos | Europa | DW | 17.04.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Descontento de ingleses a 100 días de los Juegos Olímpicos

A 100 días de que se encienda el pebetero olímpico en Londres, no todo está listo para el comienzo: la población británica clama contra el caos en el tráfico, el exceso de seguridad y el despilfarro de dinero. A los ocho millones de londinenses no les hace mucha gracia la inminencia de los Juegos Olímpicos 2012. Los taxistas se quejan del poco trabajo que tienen, los conductores del metro del exceso y los residentes de Hyde Park irán a juicio contra los organizadores por el excesivo aumento de la afluencia al parque. "Es difícil encontrar a alguien que le parezcan bien los Juegos", aseguró Tim Reder, de 55 años y residente del barrio de Wanstead, a escasos metros del distrito de Stratford, donde se encuentra el parque olímpico. La mayoría de los pubs deberán cerrar durante los Juegos a las 23:00 horas porque la policía teme a los criminales. "Basta de quejarte Gran Bretaña", pidió recientemente el columnista del "Independent" David Randall.

A pesar de que los periódicos apoyan constantemente los Juegos, el espíritu olímpico no ha calado entre los británicos. Y eso que mañana miércoles faltarán exactamente 100 días para el inicio de la cita, que tendrá en vilo al país y al mundo deportivo entre el 27 de julio y el 12 de agosto. "Vivimos unos tiempos difíciles en Europa desde hace unos años. Ello frena un poco la emoción", indicó Jonathan Edwards, campeón olímpico de triple salto en Sydney 2000 y representante de atletas para el comité organizador de los Juegos de Londres (LOCOG).

Sin embargo, Edwards aseguró que cuando comiencen los Juegos volverá el entusiasmo. Una encuesta reciente indicó que diez de los 60 millones de habitantes que residen habitualmente en el Reino Unido no estarán en el país mientras arda la llama olímpica. Una gran parte de ellos "escaparán" de los Juegos para evitar el caos de tráfico que se espera. A pesar de la inyección de 6.500 millones de libras (7.800 millones de euros), el metro de Londres es el más antiguo del mundo y muchos vagones y estaciones siguen siendo anticuadas. dpa