1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Desclasificados los correos electrónicos de Hillary Clinton

A raíz de las críticas vertidas por el supuesto uso del correo privado para comunicaciones oficiales, el Departamento de Estado norteamericano publicó hoy correos enviados por la actual precandidata presidencial.

La polémica nace del uso que Hillary Clinton hizo de su correo electrónico personal con fines oficiales cuando oficiaba como representante de Exteriores. Ese uso del correo privado se había convertido en un lastre en la carrera a la presidencia de la demócrata Clinton, ya que ponía en tela de juicio la seguridad técnica, la transparencia de su gestión y el manejo responsable de las comunicaciones oficiales. Este viernes (22.05.2015), el Departamento de Estado dijo haber publicado 296 de un total de cerca de 55.000 correos electrónicos enviados entre los años 2011 y 2012.

Clinton ocupó el cargo de secretaria de Estado entre 2009 y 2013. La supuesta irregularidad en las comunicaciones toma un carácter delicado, porque en ese período se produjo el ataque terrorista contra el consulado de Estados Unidos en la libia Bengasi. El ataque, que dejó el 11 de septiembre de 2012 cuatro diplomáticos estadounidenses muertos, incluyendo el embajador, Chris Stevens, puso a la por entonces jefa de Exteriores en el foco de las críticas por su manejo de la crisis en la región.

Posible comparecencia

La oposición republicana fue especialmente dura en aquella ocasión con Clinton, sobre todo por sus declaraciones iniciales que atribuían el ataque a una muchedumbre que protestaba por un vídeo que hacía mofa del profeta Mahoma. Después, la actual candidata presidencial se vio obligada a rectificar.

La bancada republicana en la Cámara de Representantes quiere que Hillary Clinton testifique sobre el asunto, algo a lo que ella ha accedido, siempre y cuando se pacten las condiciones de la comparecencia. Algunos republicanos consideran que el Gobierno del presidente de EE.UU., Barack Obama, intentó restar trascendencia al ataque en Bengasi, ya que así le convenía porque faltaban pocos meses de las elecciones presidenciales de noviembre de 2012, en las que el mandatario se jugaba la reelección.

MS (dpa/reuters/efe)