1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Descabezadas sendas bandas que introducían cocaína a Estados Unidos desde México y Puerto Rico

"El Papayo", detenido en Toluca, era uno de los traficantes más buscados por el FBI, según la Procuraduría General, y será extraditado. En San José se detuvo a 28 personas, que pasarán a disposición judicial el martes.

La Fiscalía de México detuvo a Jesús Areli Navarrete Castelán, alias "El Papayo", uno de los criminales más buscados por el FBI por narcotráfico. El arresto tuvo lugar este miércoles (07.10.2015) en el municipio de Toluca, en el céntrico Estado de México, en una operación realizada por la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República (PGR), según indicó en un comunicado esta institución.

Interpol México lanzó la orden de detención para su extradición. "Es uno de los más buscados por el Buró Federal de Investigación y lo requiere la Corte de Distrito de Tennessee, Estados Unidos", afirma la nota. El detenido era uno de los líderes de un grupo que introducía cocaína en el país desde México al menos desde 2009, para lo que Navarrete Castelán contrataba gente para hacer los portes en vehículos provistos de compartimentos secretos.

Banda en Puerto Rico

La fiscal general de Puerto Rico, Rosa Emilia Rodríguez informó de la detención de 28 de un total de 37 acusados de introducir hasta 180 kilogramos de cocaína en Estados Unidos a través del aeropuerto de la capital San Juan.

Según la fuente, la droga era enviada principalmente a aeropuertos de los estados de Florida, Maryland y Connecticut desde San Juan y la organización transportaba de forma habitual dos kilos de cocaína por maleta que sellaba al vacío y envolvía en papel carbón. Los miembros de la organización pagaban por los viajes a "mulas" que reclutaban entre 200 y 500 dólares por trayecto.

Esta investigación se originó en 2014, cuando el personal de seguridad detectó varios kilogramos de droga en una maleta. Los líderes de la organización fueron identificados como Luis Rivera Ramos y Rubén Barceló Severino. Ninguno de los acusados, todos puertorriqueños, son empleados ni del aeropuerto ni de las aerolíneas.

LGC (EFE / PGR)