1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Desastre financiero en el partido alemán de extrema derecha

Siguen apareciendo irregularidades en los expedientes financieros del Partido Nacional Democrático de Alemania. Las multas correspondientes podrían llevar a la organización al abismo.

default

El Partido Nacional Democrático quizás tenga que vaciarse los bolsillos.

En 2006, el Partido Nacional Democrático de Alemania (NPD) incurrió en errores de contabilidad, confesó el pasado jueves 19 de febrero Stefan Koester, tesorero de la organización. Añadió que la deuda anteriormente publicada de “varios cientos de miles de euros” era demasiado pequeña, pero las verdaderas pérdidas del partido en ese año no pudieron ser determinadas porque muchos documentos se habían extraviado.

Según un informe de la edición online de la revista alemana de noticias Der Spiegel, las cuentas de 2007 del PND, recientemente transmitidas al parlamento germano, contienen discrepancias adicionales que rondan un total de 900.000 euros (1,13 millones de dólares).

Si estas suposiciones se confirman, el partido, arrasado por las deudas, podrá recibir multas de hasta 1,8 millones de euros.

El PND se encuentra actualmente bajo observación por la Oficina Alemana de Protección de la Constitución debido a sus ideas extremistas. Como partido político oficial, recibe financiación del gobierno, aunque se han establecido restricciones en las subvenciones federales hasta que la situación financiera se aclare.

Deutschland G8 NPD Demonstration Berlin Brandenburger Tor

Hasta el momento, las peticiones para la prohibición del PND han sido rechazadas.

Luchas internas fracturan el partido

Asimismo, la continua lucha dentro del propio partido de extrema derecha amenazó con incrementarse el pasado jueves, cuando Andreas Molau, el presidente diputado del partido en el estado de Baja Sajonia, retiró su oferta de enfrentarse al titular Udo Voigt por la posición de presidente del partido nacional en la convención del mes próximo.

Molau justificó su decisión a lo que denominó una campaña de difamación contra él por parte de Voigt y el presidente diputado del PND Juergen Rieger.

La popularidad de Voigt ha sufrido con el escándalo financiero en el que el ex-tesorero del partido Erwin Kemna fue acusado en 2008 por un desfalco de más de 700.000 euros. Kemna se encuentra actualmente en prisión, cumpliendo una sentencia de 32 meses.

“Un presidente que no se da cuenta de la desaparición de cantidades de seis dígitos de las arcas del partido” no debería presidirlo, afirmó Molau sobre Voigt, implicándolo así en el escándalo.

La sorprendente oferta de Molau el pasado diciembre de aspirar a la posición de presidente del partido nacional lo llevó a una agria lucha verbal con la actual presidencia, con acusaciones de Rieger hacia Molau de ser “judío en una octava parte”, entre otras cosas.

Con las elecciones nacionales programadas para el próximo mes de septiembre, los problemas del PND salen a relucir en un año decisivo para el país. También tendrán lugar elecciones estatales en cuatro estados, incluyendo Sajonia, Turingia y Brandenburgo, poderosas bases del PND.

DW recomienda