1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Desarticulada banda de cubanos que traía ilegales a Europa

En una acción conjunta de la policía en varios países europeos se desarticuló una banda internacional, integrada por unas 60 personas, que se dedicaba a llevar inmigrantes ilegales cubanos a España, Alemania y Austria, informó hoy la policía alemana en Erding, en las cercanías de Múnich.

El principal involucrado en la investigación es un cubano de 45 años que operaba junto a su esposa, de 48 años, desde las inmediaciones del aeropuerto internacional de Múnich y con una base especial en Valencia. Tenía una red de contactos hasta en México, Italia y Estados Unidos.

Muchas de las mujeres cubanas ingresadas ilegalmente fueron obligadas a trabajar en burdeles, sobre todo en España, añade la información policial, explicando que de esta manera pagaban las deudas que habían contraído para pagar las visas fraudulentas, que llegaban a sumas de entre 3.500 y 10.500 euros.

Las autoridades tienen documentados 100 casos de ingreso ilegal, la mayoría mujeres, pero creen que la cifra puede llegar a ser muy superior. En el marco de las investigaciones, la policía realizó el pasado martes una gran redada internacional con ayuda de las policías de

Austria y España, que afectó a 'varias docenas de personas involucradas', sospechosas de tener relación con la banda internacional, dijo el portavoz. La justicia dictó 'varias órdenes de detención', agregó.

Las investigaciones en España se concentraron en Valencia, Barcelona y Alicante, donde fueron arrestadas 26 personas y se dictaron órdenes de detención contra seis de ellas. En Austria, la policía golpeó en la región de Tirol, mientras que en Alemania se realizaron acciones en Berlín, y otros cuatro estados federados: Schleswig-Holstein, Sajonia, Sajonia-Anhalt y Baviera.

Los primeros indicios sobre las actividades ilegales fueron transmitidos por la embajada alemana en La Habana, al darse cuenta de que un matrimonio cubano residente cerca del aeropuerto de Múnich cursaba un gran número de invitaciones para compatriotas que vivían en Cuba.

Esas informaciones desembocaron hace varios meses en una prolongada y complicada investigación por parte de la policía en lo criminal. El cubano, que oficialmente se desempeñaba como trabajador metalúrgico, mantenía una vasta red de contactos no sólo en Europa y en su país de origen, sino también en México y Estados Unidos e Italia.

'De esta manera (la banda) podía garantizar un alto grado de eficacia, al utilizar las más diversas vías de acceso a Europa', señala la información oficial sobre las investigaciones realizadas por la comisión especial de la policía llamada 'Havanna'.

Cuando la policía llegó a la casa del cabecilla para detenerlo se encontró con una cubana de 31 años que tenía las maletas preparadas para iniciar un viaje a México. Fue detenida y será expulsada a su país de origen. La ruta privilegiada eran vuelos directos de La Habana a Madrid, de allí en tren a Italia, sobre todo Roma y Catania, o a Múnich. Los inmigrantes ilegales recibían documentación falsificada en Valencia o Madrid, y algunos de ellos optaban por viajar a México para pasar allí la frontera con Estados Unidos y radicarse allí. Agencias