1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Salud

Desórdenes alimentarios de un miembro afectan a toda la familia

El fin de una relación, el divorcio y problemas en el trabajo afectan comúnmente a las familias en las que uno de sus miembros sufre de desórdenes alimenticios.

default

Anorexia: una ilusión hecha enfermedad mortal.

A pesar de ello, sólo un pequeño porcentaje recibe el apoyo que necesita de los servicios de salud, reveló una encuesta. En el sondeo, realizado por la organización inglesa contra los desórdenes alimenticios BEAT, el 79 por ciento de las familias afectadas por la enfermedad dijo que ésta había causado daños irreparables en sus vidas.

Alrededor de 1,1 millones de personas sufren de anorexia, bulimia o comen compulsivamente en Gran Bretaña, dijo BEAT en la encuesta publicada al comienzo de la semana contra los desórdenes alimenticios.

Un 20 por ciento de quienes sufren anorexia fallecen, el índice de mortalidad más alto de cualquier enfermedad mental, explicó la organización. Las pautas para el tratamiento de la enfermedad y sobre la necesidad de involucrar a familiares en la terapia, publicadas en 2004 por el Instituto Nacional de Excelencia Mental y Clínica (NICE, por su sigla en inglés), no se están siguiendo, dijo BEAT.

Alto costo de una enfermedad psíquica sin tratamiento

"El costo de continuar fallando a las familias es muy alto. Muchas vidas son dañadas y destruidas por esta enfermedad casi mortal", afirmó la organización en su informe. Sólo el 12 por ciento de las familias, de 500 encuestadas en todo el país, dijeron que sentían que tenían el apoyo necesario, mientras el 23 por ciento afirmó que no recibía ninguna ayuda.

Según la encuesta, el 35 por ciento de las familias dijo que se sentía excluido por parte del hospital del cuidado y tratamiento del enfermo, y sólo el 45 por ciento recibió terapia familiar. Las familias afectadas comentaron que las consecuencias de la enfermedad podían traducirse en una crisis en una relación y divorcio, problemas laborales debido a la necesidad de cuidar al enfermo, visitar hospitales o concurrir a terapia, el impacto en otros niños, amistades dañadas y vidas en suspenso por años.

Parlamento británico preocupado

BEAT hizo un llamado para que todos los médicos suministren la información básica y mejoren sus conocimientos sobre los desórdenes alimenticios y para que las familias reciban el apoyo correcto y acceso a tratamiento especializado.

Miembros del Parlamento británico, en respuesta a la encuesta, dijeron que se necesita hacer más para garantizar que las familias tengan la información y el apoyo que necesitan.

"Este informe resalta cuánto nos falta hacer para asegurar que esté disponible la información correcta y el apoyo a miles de familias en todo el Reino Unido que tienen a alguien sufriendo de un desorden alimenticio", dijo Ian Gibson, del Partido Laborista.

DW recomienda