1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Denuncia Maduro presunta injerencia y conspiración de EE.UU.

El presidente de Venezuela presenta presunta evidencia de reuniones de funcionarios estadounidenses con opositores. El propósito, dice, fue desestabilizar al gobierno bolivariano. La Casa Blanca rechazó la versión.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó a Estados Unidos de llevar a cabo actos de injerencia en asuntos internos, al justificar la expulsión de tres funcionarios de la embajada estadounidense que fueron acusados de conspirar contra el gobierno.

Maduro dijo que había tomado la medida "drástica" de la expulsión, debido a que "sobran las pruebas" de que los funcionarios diplomáticos se reunieron con la oposición venezolana para instigarlos y ofrecerles dinero con el objeto de sabotear el sistema eléctrico.

"El gobierno de Estados Unidos debe entender que no habrá relaciones cordiales ni comunicación hasta que haya relaciones de respeto mutuo, en términos de igualdad, en base al respeto al derecho internacional", dijo en un mensaje al país.

Agregó que el día que el presidente Barack Obama "rectifique" se restablecerán los puntos de contactos entre Caracas y Washington para conversar sobre temas comunes.

En el acto desde la sede del gobierno, que fue transmitido en cadena de radio y televisión, Maduro presentó lo que llamó pruebas contra los diplomáticos, con imágenes, notas de prensa y fotografías de los funcionarios en reuniones con la organización no gubernamental Súmate, que trabaja el tema electoral.

Además presentó la lista de un vuelo que tomaron aparentemente de regreso a Caracas, desde la región sureña de Bolívar.

Seguimiento puntual

Los diplomáticos que tienen 24 horas para salir del país son la encargada de negocios Kelly Keiderling, el vicecónsul David Mott y al consejera Elizabeth Huffmann.

Maduro reveló que a los funcionarios se les hizo un seguimiento de casi seis meses, en el que se detectó su participación en "eventos que violan las leyes internacionales, que rompen las reglas de juego básicas y no pueden ser permitidos por un país soberano".

Asimismo, dijo que lamentaba que la situación llegara a este punto después de la reciente reunión entre su canciller Elías Jaua y el secretario de Estado norteamericano John Kerry.

"No sé qué entienden ellos por buenas relaciones, a no ser que sea que sus funcionarios estén conspirando, en reuniones con la burguesía amarilla (como llama al partido opositor Primero Justicia)", indicó.

Reacción de Washington

Estados Unidos está evaluando una respuesta a la decisión del gobierno de Nicolás Maduro de expulsar a tres altos diplomáticos de su embajada en Caracas, dijo la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, quien volvió a rechazar categóricamente las acusaciones de injerencia de Venezuela.

Maduro acusa a opositores y a EE.UU. de causar reciente apagón en Caracas

Maduro acusa a opositores y a EE.UU. de causar reciente apagón en Caracas

"De acuerdo con la Convención de Viena para las Relaciones Diplomáticas, Estados Unidos podría tomar acciones recíprocas, pero estamos considerando todavía qué acciones podríamos realizar", dijo Psaki en su rueda de prensa diaria.

La vocera explicó que Estados Unidos fue informado finalmente de la decisión de Maduro mediante la entrega de una nota diplomática a la embajada norteamericana en Caracas la pasada noche.

En el escrito, se les informó de forma oficial de la declaración como persona non grata de la encargada de negocios, Kelly Keiderling, así como de los altos funcionarios Elizabeth Hussmann y David Mott que había anunciado Maduro horas antes.

Bajo el grito "fuera de Venezuela", Maduro reveló durante un acto el lunes con un comando militar del occidente del país que le había ordenado a su canciller, Elías Jaua, que procediera a la expulsión de los funcionarios en un plazo de 48 horas, por estar conspirando y reuniéndose con grupos de derecha venezolanos para sabotear la economía y el sistema eléctrico nacional.

"Rechazamos completamente las acusaciones del gobierno venezolano acerca de la involucración del gobierno estadounidense en cualquier tipo de conspiración para desestabilizar el gobierno de Venezuela", dijo Psaki, reiterando un comunicado ya adelantado la pasada noche a medios en Washington.

EL(dpa, EFE)