1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Demanda por reparaciones de guerra causa división en Alemania

Por primera vez, Grecia dio cifras concretas sobre sus demandas a Alemania como reparación de guerra. El gobierno alemán las recibe con escepticismo, mientras que la oposición pide "sensibilidad" ante el tema.

El ministro alemán de Economía, Sigmar Gabriel (Archivo)

El ministro alemán de Economía, Sigmar Gabriel (Archivo)

El ministro alemán de Economía, Sigmar Gabriel (en la foto), rechaza la idea de hacer pagos a Grecia como reparación de guerra. El funcionario germano consideró “dicho honestamente, una tontería” el hecho de relacionar los actuales problemas por la deuda pública en Europa con la demanda de dicha reparación de guerra. “Cuando se vinculan dos cosas que no tienen nada que ver entre sí, se le facilita al interlocutor el poder decir ‘No. Así no será'.”

Al mismo tiempo, Gabriel se pronunció a favor de que Alemania se muestre más generosa hacia sus socios europeos. “Sería justo que los alemanes, que hemos recibido tanto de la unión monetaria, demos un poco a cambio”, afirmó en Berlín.

El martes por la mañana (07.04.2015), el viceministro de Finanzas de Grecia, Dimitris Mardas, estimó en 278.700 millones de euros la demanda griega por reparación de guerra. Se refirió a los cálculos hechos por una comisión parlamentaria especialmente dedicada a valorar dicha demanda. Alemania sostiene que las reparaciones de guerra fueron saldadas en 1990 con el Tratado 2+4. La canciller alemana, Angela Merkel, afirmó en marzo que el tema “está política y jurídicamente cerrado”.

La oposición discrepa

En cambio, el partido La Izquierda manifestó apertura ante la demanda del gobierno griego. Bernd Riexinger, dirigente de esa agrupación, llamó al gobierno federal a cooperar con la comisión parlamentaria griega. “La aparente amnesia colectiva del gobierno federal en cuanto a la historia es vergonzosa”, dijo el líder de La Izquierda.

Miembros del Partido Socialdemócrata de Alemania y de Los Verdes manifestaron posiciones similares al pedir comprensión ante las demandas griegas. Anton Hofreiter, líder de Los Verdes en el Bundestag, pidió más “sensibilidad” hacia Grecia. Su colega de bancada, Manuel Sarrazin, propuso que ambos países aclaren el tema ante un tribunal internacional.

Durante la Segunda Guerra Mundial, las SS nacionalsocialistas cometieron brutales masacres también en Grecia; por ejemplo, en Distomo, en junio de 1944. Sobre el monto de la posible reparación de guerra ya fue elaborado un amplio estudio en Grecia. El documento estimaba la demanda entre 269.000 y 332.000 millones de euros, base sobre la cual tanto la comisión parlamentaria como la Corte Suprema griegas evalúan los posibles procedimientos para hacer efectivo el pago.

En marzo, el primer ministro Alexis Tsipras dijo ante el Parlamento de su país que con el establecimiento de la comisión “honramos a todas las víctimas del nazismo y de la Segunda Guerra Mundial. No olvidamos que el propio pueblo alemán fue víctima de los nazis”, agregó.

A un paso de la bancarrota

Grecia se encuentra urgida de fondos. Representantes de la Comisión Europea, del Fondo Monetario Internacional y del Banco Central Europeo (antes conocidos como Troika) negocian con el gobierno de Atenas por el último pago pacial del programa de rescate, por un monto de 7.200 millones de euros. Grecia se encuentra amenazada por la incapacidad de pago si no recibe más ayudas financieras. Desde 2010, el país se ha mantenido libre de declararse en impago gracias a las aportaciones financieras de sus socios internacionales.

DW recomienda