1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Definitivo: República Checa ahora se llamará “Chequia”

La República Checa pasará en las próximas semanas a llamarse oficialmente “Chequia” tras la decisión de un comité estatal reunido en Praga este jueves, que cerró así un cuarto de siglo de debates en torno al nombre de este país centroeuropeo. El país será ahora “Czechia” en inglés y “Tchéquie” en francés; además de las traducciones normalizadas en ruso, árabe, chino y español, todos ellos idiomas oficiales de Naciones Unidas.

Son los nombres con los que el país centroeuropeo podrá llamarse una vez que Praga curse la solicitud a Naciones Unidas, sin que se abandone el nombre utilizado hasta ahora. “Se aconseja utilizar el nombre simplificado en los idiomas extranjeros cuando no es necesario usar la designación formal del país, como en acontecimientos deportivos o con fines promocionales”, explicó el comité estatal al aprobarlo.

Vit Korselt, director del Departamento de América del Ministerio de Asuntos Exteriores checo, dijo a la agencia EFE que la gente mayor es la más reticente pues el nuevo nombre “les recuerda al 'Tschechei' que utilizaban los alemanes durante la ocupación nazi”. El propio Korselt asegura no tener problemas con el nuevo nombre corto, aunque advierte de que no les está gustando a todos. “No me convence. Creo que se va a confundir con Chechenia”, opina el periodista Martin Carek, editor del diario digital Echo24.

Tampoco le agrada a la ministra de Desarrollo Regional, Karla Slechtova, quien argumenta que se ha pagado mucho dinero en el pasado para el logotipo de la “República Checa”, utilizado en el material publicitario de la agencia estatal CzechTourism.

En sus casi cien años de existencia el estado centroeuropeo de ahora 10,5 millones de habitantes tuvo numerosos nombres. Del nombre “República Checoslovaca” o “Estado Checoslovaco” en 1918 se pasó a “República Checo-Eslovaca” en 1920, y luego, durante la ocupación nazi, al “Protectorado de Bohemia y Moravia”, llamado en el día a día “Tschechei” por muchos alemanes. Tras la Segunda Guerra Mundial fue, de nuevo, “República Checoslovaca”, y en 1960 pasó a llamarse “República Socialista Checoslovaca”.

Tras la llegada de las libertades democráticas en 1989 se convirtió en “República Federativa Checoslovaca” y luego, por el bien de la pureza lingüística y teniendo en cuenta a los dos pueblos que componían el estado, “República Federativa Checa y Eslovaca”. Eso fue así hasta la división del país en 1993, cuando el mayor de los sucesores pasó a llamarse simplemente “República Checa”. (EFE)