1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Declaran alerta sanitaria nacional en Nicaragua

La medida obedece a la expansión de seis padecimientos: dengue, chikungunya, malaria, neumonía, leptospirosis y diarrea. Los males ya han cobrado víctimas entre la población infantil de ese país.

El mosquito Aedes Aegypti, transmisor del dengue y el chikungunya

El mosquito Aedes Aegypti, transmisor del dengue y el chikungunya

Dengue, chikungunya, malaria, neumonía, leptospirosis y diarrea son las seis enfermedades que tienen en vilo a las autoridades de Nicaragua, donde se declaró una "alerta sanitaria nacional" para enfrentar las epidemias.

Carlos Sáenz, jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud (Minsa), dijo que este año el virus del dengue ha causado la muerte de dos niños y ha contagiado a más de 400 personas, mientras que el chikungunya registra un fallecido y 2.853 infectados.

Desde que esta enfermedad apareció en julio de 2014 se reportaron 5.548 personas afectadas con el virus que provoca fiebres altas y fuertes dolores de cabeza, musculares y articulares.

Plan de fumigaciones

Tanto el dengue como el chikungunya son transmitidos por la picadura del mosquito hembra Aedes Aegypti, que prolifera en temporada lluviosa e incuba sus larvas en pequeños recipientes de agua y objetos en desuso en casas, jardines y calles.

Sáenz informó que también hay preocupación por la presencia de otras enfermedades como la leptospirosis, que se transmite por la orina de roedores, y la malaria, causada por la picadura de un mosquito y que se ha detectado en zonas del Caribe sur.

La población infantil se ha visto afectada por neumonía, que registra 2.413 casos en lo que va del año, y por enfermedades intestinales como la diarrea, según autoridades del Minsa.

La semana pasada, el gobierno declaró alerta sanitaria ante la incontrolable expansión del dengue y el chinkungunya.

La alerta incluye, entre otras acciones, un plan de fumigación semanal en barrios y comunidades y jornadas de abatización (aplicación del insecticida abate) cada 30 días en 31 municipios considerados de mayor riesgo en las 17 provincias del país.

EL(dpa, Voz de América)