1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Elecciones 2005

Decepción empresarial tras los comicios alemanes

Decepción provocó en la esfera empresarial alemana el desenlace electoral. Diversos líderes del sector se mostraron preocupados por la incertidumbre política y demandaron la continuación de las reformas.

default

El presidente del BDI, Jürgen Thumann, se mostró defraudado.

De "amarga decepción" habló el presidente de la federación de la Industria Alemana (BDI), Jürgen Thumann. El presidente de la cámara de Comercio Exterior, Anton Börner, subrayó que "el desenlace electoral no arroja una decisión en cuanto a la dirección, y así será también la política de una gran coalición" entre el Partido Socialdemócrata (SPD) y la Unión Cristianodemócrata (CDU).

Temor al estancamiento

Los dirigentes del sector económico privado no habían ocultado en el último tiempo su preferencia por un gobierno cristianodemócrata, secundado por el partido liberal. Su argumento principal: Alemania necesita una decidida política de reformas. Una reforma más radical que la que estaba en condiciones de llevar adelante el canciller Gerhard Schröder, a contracorriente de parte de sus propios correligionarios y de los sindicatos. En suma, lo que esperaban los empresarios era una clara definición. Y eso es precisamente lo que no han brindado estas elecciones.

En vista de la ausencia de mayorías nítidas entre los bloques adversarios, lo que se perfila en cambio con mayor probabilidad es una coalición entre el SPD y la CDU. Es decir, un escenario que muchos empresarios temen conduzca a un estancamiento. A juicio de Börner, nadie sabe qué ocurriría en esa constelación con importantes reformas pendientes, por ejemplo en ámbito tributario y en el sistema de salud. El presidente de la asociación de bancos, Klaus Peter Müller, consideró por su parte que el resultado electoral plantea un gran desafío, subrayando que la falta de claridad en la correlación de fuerzas dificultará formar gobierno.

¿Peligro u oportunidad?

Mientras los empresarios muestran consenso en advertir de los peligros que encierra un período de incertidumbre e inestabilidad, los economistas no tienen una opinión unánime en cuanto a lo que podría implicar una coalición de los partidos mayoritarios. Mientras algunos coinciden en que con ella difícilmente pueda llevarse a cabo un proceso decidido de cambios estructurales, el presidente del Instituto Alemán de Investigaciones Económicas (DIW), Klaus Zimmermann, opinó que una gran coalición tiene posibilidades de emprender las reformas necesaria apoyándose en una base amplia.