1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Decenas de soldados iraquíes muertos en ataque del EI

Una Hummer cargada de explosivos fue dirigida contra una base militar en Faluya, dejando además 46 personas heridas.

Un duro golpe asestaron las milicias terroristas del Estado Islámico (EI) al Ejército de Irak este lunes (01.06.2015), al realizar un atentado explosivo que dejó, según los primeros reportes, cuarenta soldados muertos y 46 heridos. El ataque ocurrió en Faluya, cuando una Hummer repleta de explosivos estalló contra la base militar de Al Mazni, en una zona donde las fuerzas de seguridad han estado luchando para expulsar a los insurgentes.

Entre los muertos hay policías y milicianos chiítas miembros del grupo Multitud Popular, que ha colaborado con las tropas regulares en el combate contra los insurgentes radicales. La explosión causó la destrucción de un almacén de munición y de equipos militares, así como daños materiales en los edificios de la instalación, que hace pocos días fue arrebatada de las manos del Estado Islámico por las tropas de Bagdad

Una fuente de seguridad citada por la agencia EFE señaló que la cifra de víctimas fatales y heridos no es definitiva, aclarando que los lesionados fueron ingresados en hospitales cercanos. En Faluya y en Al Anbar en general hay una importante presencia de yihadistas del Estado Islámico, que controlan amplias zonas de la provincia. La base actualmente es usada por el Ejército como punto de apoyo en su ofensiva contra el EI.

Miles de refugiados

El ataque se enmarca dentro de los enfrentamientos que ha habido en toda la provincia de Al Anbar, donde las fuerzas iraquíes lanzaron una ofensiva para hacer retroceder al Estado Islámico, que hace dos semanas capturó la capital provincial, Ramadi, en lo que fue el revés más importantes para las fuerzas armadas desde que la coalición internacional liderada por Estados Unidos bombardea las posiciones del EI en Irak y Siria.

El primer ministro de Irak, Haider al-Abadi, prometió lanzar una rápida contraofensiva para recuperar la ciudad, pero grupos paramilitares chiíes que se han hecho cargo de esa operación señalan que primero deben eliminarse algunos bastiones de los militantes de Estado Islámico en la provincia de Salahuddin. Solo en Al Anbar, los combates han provocado la huida de 240.000 personas.

DZC (EFE, Reuters, dpa)