1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Brasil

Decenas de heridos tras protestas en Río de Janeiro

Al menos 30 personas fueron heridas en los disturbios registrados frente a la sede del Parlamento regional en la metrópoli carioca. La Policía empleó gas pimienta y bombas lacrimógenas para dispersar a manifestantes.

Decenas de personas resultaron heridas  en fuertes protestas de funcionarios públicos contra el plan de recortes con que el estado brasileño de Río de Janeiro quiere afrontar la grave crisis económica que padece. Según el portal "O Globo", al menos 30 personas fueron heridas en los disturbios registrados desde alrededor del mediodía frente a la sede del Parlamento regional en la metrópoli carioca.

La Policía empleó gas pimienta y bombas lacrimógenas para dispersar a los manifestantes, muchos de los cuales tiraban piedras y adoquines a las fuerzas de seguridad. Imágenes del canal Globo News mostraron a policías atrincherados en una iglesia cercana al Parlamento, donde se celebró la primera votación sobre el paquete de austeridad propuesto por el Gobierno local, que busca un ahorro de hasta 13.300 millones de reales (unos 3.900 millones de dólares) el próximo año.

Los enfrentamientos se extendieron durante varias horas frente a la sede de la Asamblea. Unos 500 agentes participaron en el operativo de seguridad, según "O Globo". Las medidas de ahorro propuestas por el Gobierno regional prevén recortes en programas sociales locales así como en los gastos de la administración pública.

Semanas sin salario

Muchos funcionarios se quejan desde hace semanas de que no cobran salarios desde hace meses. También la Policía protesta por la falta de recursos. El paquete de ahorro es debatido desde el mes pasado por la Cámara. En Río ya hubo protestas en las últimas semanas. Según los cálculos del Ejecutivo regional de Luiz Fernando Pezao, el déficit en las cuentas públicas cariocas podría alcanzar los 52.000 millones de reales (unos 15.000 millones de dólares) hasta finales de 2018 en caso de que no haya ajustes.

El estado de Río declaró el estado de calamidad pública, equivalente a la emergencia financiera, poco antes del comienzo de los Juegos Olímpicos en agosto. El decreto permitió a Río recibir una inyección de 900 millones de dólares, al cambio, del Gobierno central para poder organizar con éxito los Juegos Olímpicos. Los fondos ya se agotaron. Brasil está sumido en una fuerte crisis económica después de registrar un crecimiento sostenido en la década pasada.

La economía más grande de América Latina cerrará previsiblemente 2016 con un retroceso de más del tres por ciento de su producto interno bruto (PIB) por segundo año consecutivo. El estado de Río está afectado sobre todo por la crisis en el sector petrolero, que constituye una de sus principales fuentes de ingresos.

EL(dpa, O Globo)

 

DW recomienda