1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Debate nacional en Francia por embarazo de la “Inmaculada Concepción”

Primero habló el ex presidente del gobierno español José María Aznar, luego el secretario de Estado para el Deporte francés, Bernard Laporte. Ambos señalaron de manera oficial que no eran responsables del embarazo de la ministra de Justicia francesa, Rachida Dati.

Se espera que Dati, a punto de cumplir 43 años, dé a luz a una niña en enero. Como se niega a revelar el nombre del padre de su hija, mientras tanto se la apodó "inmaculada concepción". En Francia, pocos están conmocionados por el hecho de que la elegante ministra próximamente se convierta en madre soltera.

Según un sondeo, un 80 por ciento se alegra con ella por su tardío embarazo. Sin embargo, muchos se divierten con las actuales especulaciones sobre la paternidad. Dati rechazó responder en una pregunta directa. "Tengo una vida privada complicada", dijo. Hay rumores de que tuvo romances con influyentes empresarios. El presidente Nicolas Sarkozy alentó los rumores al señalar sonriente en una reunión de gabinete: "Sé quién es el padre del bebé de Rachida Dati. ¡Es un miembro del gobierno!". Al menos así indicó "Le Canard Enchaîné".

En el satírico sitio web Failbook, que entre tanto fue suspendido por su similitud con Facebook, se amontonaron los desmentidos de posibles padres, entre otros "del que embarazó a la hija de Sarah Palin". Allí también se supo que desde hace poco Dati se interesa en moda para niños, en referencia a la debilidad de Dati por la ropa extravagante y cara.

En los últimos meses, Dati brilló una y otra vez en los titulares de distintas revistas. Ello también podría deberse a que tiene 11 colaboradores de relaciones públicas, que originalmente trabajaban en la oficina de prensa del ministerio. El sitio web Mediapart habla de un "vacío jurídico", ya que no aparecen en ningún organigrama, y eso justo en el Ministerio de Justicia. El portavoz de Dati, Guillaume Didier además es conocido por colgar en la oficina todos los titulares de la ministra. En caso de que Dati se haya decidido por la fertilización asistida en vista de su reloj biológico y la falta de un compañero adecuado, el gobierno podría estar en problemas. La ley francesa sólo permite esto a parejas que hayan vivido al menos dos años juntos, por lo cual muchas francesas que quieren tener hijos viajan para tratarse en Bélgica.

Se cree seguro que Sarkozy aprovechará el embarazo de Dati para cambiarla de puesto. Probablemente le ofrecerá un cargo gubernamental menos expuesto. Después de todo, políticamente resulta casi impresentable echar a una madre soltera, que además es uno de los modelos del gobierno como hija exitosa de inmigrantes magrebíes. dpa