1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

¡De infarto!

Este año la final de la Bundesliga ha resultado especialmente emocionante. DW-WORLD repasó la historia del fútbol alemán, repleta de temporadas de gran suspenso.

default

¿Quién se lo llevará?

En total han sido 22 las ocasiones en las que el fútbol alemán ha tenido que aguardar la jornada final del campeonato para definir quién se queda con el título de la Bundesliga; no siempre el honor le correspondió al equipo que hasta ese momento era líder en la tabla, cinco veces los perseguidores lograron rebasar al que era primero y celebraron el triunfo en el torneo.


Bayern, con suerte de campeón


El club de Múnich, actual campeón alemán -aún con opciones de defender el título en caso de ganar en casa este sábado su partido contra el Stuttgart, y contando con que el Bremen derrote al líder, el Wolfsburg- ha consiguió títulos increíbles, dos de ellos de forma consecutiva.

El primero en la temporada 1999/2000, cuando venció al Bremen en su estadio y logró así, en la última fecha, recortar los tres puntos que lo separaban del Leverkusen. El equipo de la firma farmacéutica Bayer, al que le bastaba un empate para coronarse campeón, perdió 2-0 en Unterhaching, uno de los tantos fue un autogol de Michael Ballack.

Bayern noch immer Meister

¿Tendrá suerte el Bayern?

El segundo en el 2001, gracias a una anotación de Patrik Andersson en el tiempo de alargue, que representó el empate a un gol en Hamburgo, con el cual el club de Múnich superó por un punto al Schalke, equipo que alcanzó a celebrar durante un par de minutos el campeonato.

Pero la historia más curiosa ocurrió en la temporada 1985/1986, cuando el Bremen fue líder de la segunda a la trigésimo tercera jornada, pero en la última fecha del campeonato tuvo que cederle el primer puesto al Bayern tras perder en Stuttgart. En la penúltima fecha el Bremen hubiera podido celebrar con anticipación la obtención del titulo de haber obtenido una victoria, pero Michael Kutzop falló un penalti y el enfrentamiento terminó 0-0; el rival era el Bayern.


Goles definitivos


El promedio de goles ha sido el encargado de decidir en seis oportunidades el ganador de la Bundesliga, en una de ellas, en 1984, había incluso tres equipos igualados en puntos: Stuttgart (a la postre campeón), Moenchengladbach y Hamburgo.

En la temporada 1991/1992 el Stuttgart volvió a sacar provecho de su mejor balance ofensivo, entonces igualó también en puntos con el Dortmund (52) en el primer lugar, pero a su favor tenía +30 goles, mientras su competidor apenas llegaba a +19. Lo insólito es que el club que venía siendo líder del torneo ese año, el Fráncfort, tenía un mejor promedio (+35) pero se quedó con las manos vacías tras perder en la jornada decisiva por 2-1 ante el Rostock.

Mucho más estrecha fue la diferencia que definió el campeón en 1978, apenas tres goles de ventaja acumuló el Colonia sobre el Moenchengladbach, equipo que en el último partido derrotó al Dortmund 12-0, lo cual no le sirvió ya que el vencedor de la Bundesliga en esa ocasión venció en su compromiso de cierre al St. Pauli por 5-0.


Resbalón en la recta final

En 1971 la suerte no le sonrió al Bayern y pese a un gol de ventaja y estar empatado en todo con el Moenchengladbach, vio como en el último partido del campeonato se le escapó el título al perder 2-0 contra el Duisburg; su rival, campeón de ese torneo, ganó 4-1 en Francfort. Paradójicamente los dos últimos goles del Moenchengladbach los anotó Jupp Heynckes, hoy entrenador en Múnich y responsable de hacer realidad la defensa del título por parte del Bayern.

Autor: Daniel Martínez

Editor: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda