1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

De Facto

De Facto: Lluvia de críticas contra Gobierno alemán

Los temas: Merkel y Westerwelle rechazan críticas del ex canciller Kohl sobre la política exterior; también hay críticas del presidente federal al BCE.

default

Guido Westerwelle, min, de RR.EE. (izqu.) con su homólogo croata Gordan en Dubrovnik, Croacia.

La canciller Angela Merkel y su ministro de Exteriores Guido Westerwelle son criticados por su manejo de la crisis de la deuda europea y su política internacional. El ex canciller Helmut Kohl, su mentor y antecesor en la Unión Cristianodemócrata (CDU), le dirige duras palabras en la revista Internationale Politik. 

Kohl acusa a Merkel de haber perdido "la brújula política", de “aislar a Alemania en el contexto internacional” y de “marcar pautas erróneas en la crisis griega y la política nuclear”, entre otros. "Desde hace años, Alemania no es un país previsible, ni hacia el interior, ni hacia el exterior", lamentó el octogenario.

Guido Westerwelle, el ministro federal de Exteriores rechaza las acusaciones:

“Para nosotros no es sólo decisivo cultivar viejas amistades. En el mundo cambiante del siglo XXI es necesario atender los nuevos ejes del acontecer político mundial y hacer nuevos amigos. La nueva arquitectura del mundo la están construyendo hoy exitosos países en América Latina, Asia, África y otras partes. Como país exportador debemos crear nuevas sociedades estratégicas. Eso no significa que estemos olvidando a los antiguos socios.”

En ese mismo sentido, el titular de la cartera de Defensa, Thomas de Maizière, no descartó una participación de tropas germanas en una probable misión internacional de Naciones Unidas en Libia.

La canciller Angela Merkel, tras recibir el premio Emperador Otón el Grande, de la ciudad de Magdeburgo, replicó suavemente las críticas de Kohl y aseguró que Alemania continúa siendo garante de la estabilidad en Europa:

“El euro es más que una moneda. El euro es la base del éxito económico colectivo, además de ser símbolo de la unión política de nuestro continente.”

Merkel canceló un viaje a Rusia para participar en el debate parlamentario sobre el Fondo europeo de rescate en septiembre 8. Ese día, el Bundestag votará la ley para la reforma. Allí también se discutirá sobre la crisis de deuda en Europa. Ese mismo día el tribunal Constitucional de Alemania decidirá si las ayudas europeas atentan contra el derecho presupuestario alemán.

En el mismo tono de críticas que marcaron la semana, el presidente de Alemania, Christian Wulff, lanzó duras críticas al Banco Central Europeo (BCE) por la compra masiva de deuda soberana de países de la eurozona en dificultades. Wulff también insistió en que las cargas de la crisis han de ser repartidas de forma justa. "Se tiene que poner fin a ese pecado que perjudica a las generaciones más jóvenes", dijo Wulff. Así, hizo hincapié en la necesidad de acabar con los nuevos endeudamientos y manifestó su comprensión por la indignación de muchos ante la crisis.

Al respecto, Gerhard Schick, de Los Verdes:

“El presidente alemán se equivoca en su crítica al BCE. Uno no reprende a quien recoge los fragmentos sino al que rompió el jarrón. Y ese fue el Gobierno alemán.”

Cambiamos de tema. ¿Tras Gadafi, caerá ahora Assad? El presidente de Francia, Nicolás Sarkozy:

“El pueblo sirio ha visto cómo los libios se liberan. También el pueblo sirio tiene derecho a ser libre. No todas las veces se necesita una intervención militar, pero los sirios no están condenados a ser oprimidos por un régimen que no entiende que vivimos en otro siglo.”

En cuanto se capture al ya ex dictador Gadafi, Sarkozy y el primer ministro británico, David Cameron, quieren viajar juntos a Libia. Francia y el Reino Unido tuvieron la iniciativa de la operación militar internacional en Libia.

Autor: José Ospina-Valencia

Editor: Pablo Kummetz

Enlaces externos

Audios y videos sobre el tema