De Facto: la semana en breve | De Facto | DW | 20.01.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

De Facto

De Facto: la semana en breve

El desastre del crucero italiano Costa Concordia y los últimos giros en la crisis de la eurozona.

default

La operación de rescate ha tenido que ser interrumpida varias veces en el Costa Concordia.

La semana comenzó con una noticia dramática: el Costa Concordia, un crucero italiano de más de 100.000 toneladas encalló frente a las costas de la isla toscana de Giglio, con 4.200 personas a bordo.

Once muertos y 22 desaparecidos es el saldo del siniestro hasta el momento. Y se teme a un desastre ecológico, si llega a derramarse el combustible almacenado en la nave. El capitán, Francesco Schettino, se hallaba este viernes bajo arresto domiciliario. Se le acusa de haber acercado demasiado la embarcación a la costa, así como de haberla abandonado antes de la evacuación de los pasajeros.

"Vada a bordo, cazzo!"

“¡Vuelva a bordo, carajo! ¡Vuelva a bordo inmediatamente!” –la voz furiosa del oficial de la guardia costera Gregorio De Falco, ordenándole a Schettino que regresara al barco para dirigir la evacuación, ha cautivado a Italia. Los italianos ven el comportamiento de Schettino como una vergüenza nacional y agradecen que la actitud de De Falco presente otra imagen del país.

El presidente, Mario Monti, por su parte, agradeció el apoyo de los habitantes de la región a las víctimas y aseguró que las autoridades trabajan para enfrentar el desastre en todos los frentes: “Evidentemente un desastre como este pudo y debió evitarse. No puedo adelantarme a las conclusiones de la meticulosa investigación en curso. Pero quiero dar cuenta de la extremadamente generosa cooperación de la población de la región. Pueden estar seguros de que las autoridades italianas se están encargando tanto de prevenir y limitar el impacto ambiental del accidente, así como de –sobre todo– proveer toda la ayuda necesaria a los afectados”.

Pero las labores de rescate en la embarcación –donde se cree que se hallan los más de veinte desaparecidos- se han visto interrumpidas varias veces. Las condiciones climáticas y los peligrosos movimientos del gigantesco barco encallado dificultan el avance.

Economía alemana crece en 2012

La economía alemana crecerá un 0,7 por ciento este año, pronostica el Gobierno germano en su informe económico anual. La cifra no es significativa para la llamada “locomotora de Europa”. Pero sí alentadora en tiempos en que el Banco Mundial alerta sobre el peligro de una crisis económica internacional y la recesión amenaza a la Unión. Además, si el pronóstico se cumple, el desempleo disminuiría en un 6,8 por ciento y alcanzaría el nivel más bajo de los últimos veinte años en Alemania.

Eso sí, el ministro alemán de Economía, Philip Rösler, dejó claro que los cálculos dependen de una condición: “El mayor riesgo para esta proyección radica en la evolución de los mercados, especialmente en la zona euro. Por eso es importante que el Gobierno alemán y sus socios europeos hagan todo lo posible para estabilizar la eurozona. Es por eso que luchamos con tanta vehemencia en pos de esa estabilidad”.

UE: ¿qué hacer?

Para la Unión Europea, la semana cierra con el anuncio de que Irlanda avanza con su reforma estructural, bancaria y fiscal. El país recibió el visto bueno de la llamada Troika de funcionarios de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional. Pero ésta es apenas una gota de optimismo en una semana que abrió con preocupación. El motivo: la rebaja de la calificación crediticia del fondo de rescate europeo, anunciada por la agencia Standard & Poors. Además, nueve países de la eurozona, incluido Francia, habían visto rebajada su calificación la semana anterior.

“No podemos negar la verdad. Una consolidación fiscal tan fuerte como la que se necesita ahora, frenará el crecimiento a corto plazo. Esto es inevitable. La pregunta es: ¿Qué podemos hacer para mitigar este efecto? Las reformas económicas no deberían contemplar sólo medidas de ahorro fiscal, sino también reformas estructurales que impulsen la competitividad, el crecimiento económico y la generación de empleos” –alertó Marió Draghi, presidente del Banco Central Europeo.

Otra medida imprescindible, aseguró Draghi, es lograr un acuerdo para unificar los criterios de disciplina fiscal y controlar su cumplimiento en el bloque: “Si los miembros están dispuestos a ceder soberanía nacional en este sentido, a cambio de lograr la unión fiscal, éste será un signo de confianza. Y si logramos la confianza, lo demás puede lograrse a nivel de cada uno de los Estados.”

Autora: Rosa Muñoz Lima

Editor: Enrique López Magallón

Enlaces externos

Audios y videos sobre el tema