De Facto: La actualidad de la semana en Europa | De Facto | DW | 15.04.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

De Facto

De Facto: La actualidad de la semana en Europa

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, realizó una visita oficial a Alemania. El gasto militar tiende a la baja, pero no en Sudamérica, dice el instituto sueco SIPRI.

default

Juan Manuel Santos Calderon, presidente de Colombia.

1. Santos en Berlín

Alemania y Colombia incorporan a sus prioridades bilaterales áreas como la cooperación económica y la política internacional. Para la canciller Angela Merkel, el camino a seguir es claro en el primer punto.“Es importante que culminen las negociaciones para un tratado de libre comercio entre Colombia y la Unión Europea, y que este tratado entre en vigor a más tardar en 2012. Deseamos que este proceso traiga consigo una ampliación de las relaciones bilaterales”, aseguró la canciller.

Por su parte, Juan Manuel Santos mencionó otros temas que marcan esta nueva etapa en las relaciones colombo-alemanas, “como la ciencia y la tecnología, como la educación, como la defensa del medio ambiente y las energías renovables”.

La ayuda alemana a desplazados por los conflictos armados también fue mencionada por el mandatario: “Alemania ya ha venido colaborando en los programas de consolidación. Áreas que antes estaban en manos del terrorismo y el narcotráfico. Hemos llegado a esas áreas con la presencia del Estado, para darle a sus habitantes una alternativa legal y un futuro dentro de la institucionalidad colombiana”, dijo Santos.

Finalmente, Alemania y Colombia persiguen una mayor cooperación en política internacional, indicó el presidente de Colombia: “Pertenecemos ambos países al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y ahí decidimos también que nuestros embajadores mantengan una comunicación fluida para coordinar en la medida de lo posible nuestras posiciones”.

2. Sudamérica y las armas

En todo el mundo ha bajado el gasto militar, en parte debido a la crisis económica internacional. La excepción es Sudamérica, y en ella, un país en especial, dice Carina Solomirano, experta del instituto SIPRI, con sede en Suecia:

"Brasil es responsable de más de la mitad del gasto militar de Sudamérica. Esto obedece sobre todo a razones geopolíticas. Se trata de demostrar fuerza más allá de las fronteras sudamericanas. Además, Brasil quiere jugar un papel relevante en materia de paz y seguridad mundial", menciona.

El año pasado, los países sudamericanos destinaron más de 63 mil millones de dólares al gasto militar. El crecimiento, dice el instituto SIPRI, fue del 6 por ciento.

3. Relevo en Costa de Marfil

En Costa de Marfil fue depuesto el presidente Laurent Gbagbo, quien será llamado a rendir cuentas por crímenes cometidos por su régimen o, según se sospecha, por él mismo. Alemania se congratuló por la posibilidad de que el largo conflicto en Costa de Marfil llegue a su fin. El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, dijo que “estos hechos nos dan pie a esperar que a guerra civil en Costa de Marfil finalice rápidamente. Costa de Marfil tiene ahora una oportunidad para lograr un nuevo inicio pacífico y democrático”.

El nuevo presidente de Costa de Marfil es Alassane Ouattara, quien por un lado es reconocido internacionalmente; por otro, expertos lo acusan de ser tan propenso a instigar la violencia como el depuesto Gbagbo.

4. Fukushima = Chernóbil

También repercuten en Europa los últimos sucesos a raíz del desastre nuclear en Japón. El Gobierno nipón ubicó esta semana dicho desastre en el mismo nivel que el de la planta nuclear de Chernóbil, ocurrido hace más de dos décadas. Esto no fue una sorpresa para el físico nuclear y experto de Greenpeace, Heinz Smital: “No se trata de nuevos descubrimientos. La Agencia Internacional de Energía Atómica indica claramente cuándo debe subir el nivel de una catástrofe. Desde hace semanas estaba claro que la radiactividad liberada había alcanzado ese nivel. Pero lo más grave es que el anuncio vino muy tarde, y si se hubiera dado antes, quizá no hubieran sido necesarias medias tan urgentes”, afirmó.

Entre estas medidas están la ampliación del área evacuada en Fukushima, o el vertido de aguas radiactivas en el océano. Tepco, la empresa encargada de las operaciones en la planta nuclear de Fukushima, comenzó a pagar indemnizaciones a los afectados por daños que, se sospecha, pueden ser producto de la negligencia, además de los embates de la naturaleza.

Autor: Enrique López

Editora: Rosa Muñoz Lima

Enlaces externos