1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

De Facto

De Facto 23.12.2011

La semana comenzó de duelo por la muerte del ex presidente checo Vaclav Havel. También hicieron noticia Mariano Rajoy, nuevo jefe del gobierno español, y el presidente alemán, que se disculpó ante la opinión pública.

El mundo dio su adiós a Vaclav Havel en una solemne ceremonia.

El mundo dio su adiós a Vaclav Havel en una solemne ceremonia.

Vaclav Havel, fallecido a los 75 años de edad, fue uno de los protagonistas del vuelco que terminó con las dictaduras comunistas en el Este de Europa. Un dramaturgo disidente, que llegó a convertirse en presidente de Checoslovaquia y luego de la República Checa. Havel fue quien selló, en julio de 1991, el fin del Pacto de Varsovia, hecho que el mismo describió una vez como un momento muy relevante en su vida: “Fue el momento en que participaba en la última cumbre del Pacto de Varsovia. Comuniqué que ese pacto había quedado obsoleto. En ese momento terminó efectivamente la crasa división bipolar del mundo en esferas de intereses”.

No sólo Europa, sino también representantes del mundo entero, rindieron homenaje a Vaclav Havel en la ceremonia fúnebre celebrada el viernes.

Asume Rajoy

Mariano Rajoy en el Parlamento español, tras su elección formal como presidente del Gobierno.

Mariano Rajoy en el Parlamento español, tras su elección formal como presidente del Gobierno.

En la primera plana semanal estuvo también esta vez Mariano Rajoy, gran triunfador de las elecciones anticipada en España. El líder del Partido Popular, que prestó juramento como jefe de gobierno el miércoles ante el rey Juan Carlos, ha anunciado un severo programa de austeridad que contempla, entre otras cosas, un recorte del gasto público del orden del 16,5 por ciento. Rajoy está consciente de las dimensiones del desafío, como él mismo declaró: “sé que las cosas no están fáciles, que van a ser difíciles, pero tengo ganas, tengo ilusión y tengo determinación para llevar a España adelante”.

Tanto el gobierno alemán como los mercados financieros saludaron el programa de gobierno de Rajoy. Pero las turbulencias continúan en la eurozona. Y tampoco cejan los esfuerzos por superar esta crisis. En este marco, el Banco Central Europeo inyectó casi 500.000 millones de euros en el sector bancario. 523 bancos se beneficiaron así con créditos a tres años plazo y con un 1 por ciento de interés, condiciones que no podían menos que dejar satisfecho al gerente de la Asociación de Bancos Alemanes, Michael Kemmer, quien indicó: “Los bancos se prestaban poco dinero entre sí, todo el mercado estaba muy tenso. Y, a través de esta medida del Banco Central Europeo de poner a disposición semejante crédito a largo plazo, la confianza vuelve a fortalecerse un tanto”.

¿Volverán a fluir los créditos, también hacia las empresas? ¿Se atreverán los bancos privados a comprar bonos de deuda de los países agobiados de la eurozona? Los efectos de la medida del Banco Central Europeo aún no están claros pero, desde ya, la bolsa sólo registró un alza transitoria el día en que se anunció la gran inyección de liquidez al sector financiero.

Medvédev propone reformas

Medvédev pronuncia un discurso sobre el estado de la nación.

Medvédev pronuncia un discurso sobre el estado de la nación.

En el plano político, en Moscú hubo novedades. El presidente Dmitri Medvédev propuso una amplia reforma del sistema político ruso, que incluye la elección directa de los jefes regionales, la simplificación de las reglas para inscribir partidos políticos y una modificación del sistema electoral. Pero el propio Medvédev había dejado previamente en claro lo que piensa de las protestas recientes contra el gobierno: “El derecho de las personas a expresar su opinión por medios legítimos está garantizado, pero los intentos de manipular a los ciudadanos de Rusia, de confundirlos y azuzar pugnas en la sociedad son inadmisibles. Rusia no permitirá que provocadores y extremistas arrastren a la sociedad a sus aventuras. Tampoco admitiremos intromisiones del exterior en nuestros asuntos internos. Rusia necesita democracia y no caos”.

Wulff se disculpa

Christian Wulff reconoce errores.

Christian Wulff reconoce errores.

Y terminamos este vistazo a la semana en Alemania, donde el presidente Christian Wulff estuvo durante días en el foco de atención por un crédito privado, con bajos intereses, que le concedió la mujer de un amigo empresario hace años, cuando era primer ministro de Baja Sajonia. El problema se planteó porque, en una consulta del parlamento de ese estado alemán, Wulff negó tener relaciones de negocios con el empresario en cuestión. Ante la creciente presión política y mediática, el presidente alemán terminó disculpándose: “Me ha quedado claro el efecto irritante que ha tenido ante la opinión pública el financiamiento privado de muestra casa”, dijo el presidente, añadiendo: “Eso es algo que podría y debería haber evitado. También debería haber dado a conocer este crédito privado al parlamento de Baja Sajonia en ese entonces. No fue algo recto y eso me apena”. El presidente Wulff también dejó en claro que no cometió faltas desde el punto de vista legal y que no se propone renunciar.

Autora: Emilia Rojas
Editor: Enrique López

Enlaces externos

Audios y videos sobre el tema