1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Dan última despedida a víctimas de tragedia de Germanwings

Cientos de familiares llegaron hasta Le Vernet, en Francia, para participar en el funeral. El presidente de Lufthansa no participó en la ceremonia.

Cientos de familiares de las víctimas de la catástrofe del vuelo 4U9525 de Germanwings llegaron este viernes (24.07.2015) hasta Le Vernet, la pequeña localidad francesa cercana a la zona donde la aeronave se estrelló contra los Alpes franceses. La máquina, con 150 personas a bordo, volaba entre Barcelona y Düsseldorf cuando, de acuerdo con las investigaciones, el copiloto estrelló a propósito la máquina en un acto suicida.

En la ceremonia, algunos fragmentos de cadáveres que no pudieron ser identificados se enterraron en una tumba colectiva. “Los ánimos están muy abatidos”, dijo Christof Wellens, abogado representante de algunas familias de las víctimas, y agregó que es una situación muy difícil y dolorosa darse cuenta de que los restos de sus allegados no pueden ser repatriados en su totalidad.

Un obispo católico, un pastor evangélico, un rabino judío y un imán musulmán encabezaron juntos la ceremonia de despedida, que tuvo lugar en el sitio conmemorativo erigido en el lugar tras la tragedia. A continuación, los familiares de las víctimas, en su mayoría alemanas y españolas, se dirigieron a la tumba donde fueron enterrados los restos no identificados. Como aún estaba descubierta, pudieron dejar sus ofrendas florales.

Presidente de Lufthansa, ausente

Según Lufthansa, matriz de la aerolínea de bajo costo Germanwings, más de 300 deudos acudieron a la ceremonia, muchos de ellos en dos vuelos especiales procedentes de Barcelona y Düsseldorf. Los restos no identificados, según dijeron a EFE fuentes del Ministerio del Interior francés, fueron enterrados “horas antes” del inicio oficial del homenaje en una tumba colectiva, que para las familias es una especie de segundo entierro, pues ya habían recibido las partes que sí pudieron ser reconocidas con las muestras de ADN.

El presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, decidió no participar en el funeral debido a la disputa en torno a las indemnizaciones que recibirán los familiares. “Debido a la tensa atmósfera decidió no estar en el lugar”, informó un portavoz de la compañía alemana. “No quiere contaminar la dignidad de la ceremonia con esta discusión”, agregó. Quienes sí participaron de la ceremonia en representación de la compañía fueron el director general de Germanwings, Thomas Winkelmann, y la directora financiera de Lufthansa, Simone Menne.

DZC (dpa, EFE)