¿Dónde forja los talentos el fútbol alemán? | Deportes | DW | 01.04.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

¿Dónde forja los talentos el fútbol alemán?

Diez años y 600 millones de euros después, el fútbol alemán puede sentirse satisfecho de haber obligado a los clubes a crear Centros de Alto Rendimiento para formar jóvenes promesas.

default

Jerome Boateng (izq), Marko Marin y Mesut Oezil (der) en un entrenamiento para el Mundial 2010

En el Mundial de Fútbol 2010 en Sudáfrica, el joven equipo nacional alemán en torno a Mesut Özil despertó el entusiasmo en el público con su refrescante juego ofensivo. En la Bundesliga, Borussia Dortmund va acercándose al título apoyado en jóvenes profesionales como Mario Götze y Mats Hummel. Esto se origina en un trabajo consecuente con la generación más joven. “Podemos probar que diez años de trabajo y fomento de los más jóvenes han dado buenos frutos”, es el balance del presidente de la Liga, Reinhard Rauball.

Fußball Bilanz PK 10 Jahre Leistungszentren Reinhard Rauball

Reinhard Rauball, presidente de la Asociación de la Liga Alemana de Fútbol

El futbol profesional alemán introdujo estos centros hace diez años. El pitazo de partida fue el torpe desempeño del once alemán en la EURO 2000 en Bélgica y Holanda. “El punto más bajo lo alcanzamos en ese campeonato, cuando nos eliminaron en las preliminares y sacamos sólo un punto por un partido que perdimos 1:5”, cuenta Rauball.

Fomentando las elites, Alemania ha superado ya a Francia y a Holanda, los mejores hasta ahora. Así, la UEFA ha declarado este proyecto como el mejor del continente. Entretanto, 275 de los 525 jugadores que están en este momento en la Bundesliga (52,4 por ciento) provienen de estos centros especializados. El promedio de edad de los profesionales en la primera división ha bajado de 27,09 años en la temporada 2001/2002 a 25,77 en la actual. En total, los clubes invierten más de 600 millones de euros en estos institutos, que cuentan en este momento con 5400 jugadores activos. De éstos, 40 por ciento son extranjeros.

El presidente de DFL (Liga Alemana de Fútbol), Christian Seifert, subrayó que sin este patrocinio de los mejores “el reciente éxito del equipo nacional habría sido impensable”. Los centros han provisto a la DFB, por ello “el once alemán tiene verdaderas probabilidades de ganar la copa”, dice el ejecutivo de DFL. 20 de los 22 jugadores jóvenes que escogió Joachim Löw para los enfrentamientos del equipo nacional contra Kazajistán y Australia provienen de estos talleres.

Mönchengladbach: forja de talentos

Aunque Borussia Mönchengladbach en este momento lo esté pasando mal en la Bundesliga, el centro de alto rendimiento Borussia-Park sigue teniendo carácter ejemplar. De su forja han salido talentos como Marco Reus, Marko Marin, Marvin Compper, Eugen Polanski y Marcel Jansen. “Lo tenemos todo bajo un mismo techo: canchas, habitación y administración. La escuela está a sólo cinco minutos”, explica el director Roland Virkus. Algunos de los jóvenes se alojan directamente en el complejo deportivo; es deseable que estén cerca de los profesionales. “La falta de comunicación suele ser un gran problema. Por eso queremos que nuestros jóvenes futbolistas hablen con los mayores, para que puedan ver desde ya las complicaciones que pueden surgir”.

EM-Qualifikation Deutschland - Kasachstan

Thomas Müller, eliminatorias para la Eurocopa 2012 (marzo 26 de 2011)

A partir de doce años

Problemas no faltan. Los clubes y los intermediarios se llevan a los más jóvenes. “Justo ahora estamos discutiendo el caso de un muchacho de doce años que ha sido contratado para jugar en el extranjero”, critica Andreas Rettig, manager del FC Ausgsburg, que juega en la segunda división. “Nos dejamos presionar demasiado por los clubes; todos piensan: si no soy el primero, viene otro y se lleva al joven jugador”, comenta Rettig, para quien esta tendencia es motivo de alarma. Hace poco Hertha BSC se quejó de este tipo de prácticas. “Tenemos que enfrentarnos al tema y detectar medios legales para controlarlo. Creo que siendo razonables podemos evitar estos desagradables excesos”, dice Rauball quien –por lo demás- está contento con los logros de los centros de alto rendimiento futbolístico.

Autor: Arnulf Boettcher/Mirra Banchón
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda