Cuomo: estallido en Nueva York fue ″un acto de terrorismo″ | El Mundo | DW | 19.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Cuomo: estallido en Nueva York fue "un acto de terrorismo"

El gobernador neoyorquino precisó que no existe evidencia de vínculos entre el ataque y grupos terroristas internacionales. Podría tratarse de un "lobo solitario", indicó.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, aseguró que hasta el momento no hay evidencias de que el artefacto que estalló el sábado en Manhattan y que dejó 29 heridos tenga vínculos con el terrorismo internacional.

"Una bomba que explota en Nueva York es obviamente un acto de terrorismo, pero no hay vículos con terrorismo internacional", dijo Cuomo después de visitar la zona del barrio de Chelsea en la que explotó la bomba. El gobernador dijo que podría tratarse de "un lobo solitario", pero que todavía es pronto para saberlo.

Cuomo informó de que todos los heridos en la explosión ya han sido dados de alta. Teniendo en cuenta los daños materiales causados por la explosión, el gobernador consideró que fueron afortunados de que no hubiera fallecido nadie.

Según Cuomo, en el lugar donde explotó la bomba en el barrio de Chelsea había "cristales por todos sitios, metralla por todos sitios".

La explosión tuvo lugar en la calle 23 entre las avenidas Sexta y Séptima en la isla de Manhattan. Otra bomba, metida dentro de una olla a presión con cables que al parecer tiene un móvil pegado con cinta plástica, fue encontrada en la calle 27 antes de que explotara.

Ambos artefactos explosivos han sido enviados al centro del FBI en Quantico (Virginia) para que sean analizados.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo (izq.)

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo (izq.)

A Quantico también han enviado los restos de la bomba que explotó el sábado en un parque de Nueva Jersey sin causar heridos. El artefacto explotó antes de que iniciara una carrera benéfica patrocinada por los Marines y en la que se estimaba una participación de 5.000 personas.

Según Cuomo, las bombas de Nueva York tienen "el mismo diseño", pero la de Nueva Jersey es "diferente".

El gobernador trató de tranquilizar a los habitantes de Nueva York y a los turistas. "No hay razón para creer en estos momentos que haya ninguna otra amenaza inminente" contra Nueva York, dijo el gobernador.

Como medida de precaución, las autoridades han decidido reforzar la seguridad en Nueva York, que esta semana acoge la Asamblea General de Naciones Unidas.

EL(dpa, reuters)

DW recomienda