1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Cumbre UE-RUSIA: ¿borrón y cuenta nueva?

La Unión Europea y Rusia se han dado cita en la localidad rusa de Jaborovsk, en una cumbre de dos días que comienza oficialmente este viernes. El principal tema a negociar será el de la política energética.

default

¿Cuáles serán los resultados de la Cumbre de Jaborovsk?

Las relaciones entre la Unión Europea y Rusia jamás han sido simples. También en esta ocasión los puntos en la agenda prometen una discusión que será todo menos armónica. Rusia planea pedir en el encuentro la suspensión a largo plazo de visados para ciudadanos rusos y de la UE en viajes a sus respetivos territorios. En la cumbre de dos días se analizarán también la crisis económica, la apertura recíproca de mercados para inversiones, el nuevo acuerdo de asociación entre Rusia y la UE pero, especialmente, las garantías en el suministro de energía procedente de Rusia.

EU Russland Gipfel in Chabarowsk

Los representantes de la delegación de la UE ya están en Jaborovsk.

Son muchas y muy delicadas las cuestiones pendientes entre la UE y Moscú. Aún así ambas partes se esfuerzan y tienen interés por impulsar la cooperación en vistas de la gran interdependencia, tanto política como económica. La intención es poner fin a un año de tensión bilateral.

¿Borrón y cuenta nueva?

La guerra entre Georgia y Rusia desatada en agosto de 2008 representó un fuerte retroceso para las relaciones entre el bloque europeo y el gran vecino del norte. José Manuel Barroso, presidente de la Comisión Europea, puntualizó en aquel momento que la UE no podía continuar con sus contactos con Rusia como si no hubiera sucedido nada. El resultado: las negociaciones del nuevo acuerdo amplio de asociación que debe sustituir al que actualmente rige sus relaciones quedaron congeladas.

A pesar de que la situación en el Cáucaso sigue siendo poco satisfactoria en opinión de la UE, el bloque europeo decidió en noviembre de 2008 reiniciar las negociaciones sin hacer demandas especiales a la contraparte rusa. El resultado de este anuncio fue una distensión inmediata que, sin embargo, duró poco.

La llamada "guerra del gas" entre Rusia y Ucrania, a comienzos de 2009, dejó a millones de ciudadanos europeos padecer durante semanas los rigores de un invierno muy crudo. La credibilidad, tanto de Rusia como de Ucrania, se vio empañada. La comisaria de Relaciones Exteriores de la UE, Benita Ferrero-Waldner, acusó a ambos países de socavar su imagen de abastecedores de gas.

Desde entonces, la UE se esfuerza por reducir su dependencia energética de Rusia y busca nuevos socios en Asia Central y otras regiones del Cáucaso.

Peleando zonas de influencia

Georgien NATO Manöver Soldat mit Computer in Tiflis

Presencia de la OTAN en Georgia.

Con una conferencia energética que tuvo lugar en el mes de mayo en Praga se fundó la llamada "Cooperación con el este" europeo, en la que participan seis ex repúblicas de la extinta Unión Soviética. Europa pretende un acercamiento de Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia, Moldavia y Ucrania, un esfuerzo que despierta molestia en Rusia por tratarse de una "zona de influencia" que cataloga de propia.

Recientemente, el embajador ruso en la UE, Vladimir Chishov, indicó que su país no está fundamentalmente en contra de este esfuerzo, pero subrayó que el principal criterio para Moscú es que en el marco de esa iniciativa no se creen nuevas divisiones y tensiones artificiales entre las naciones implicadas. En su opinión, sería un error grave crear el sueño de un futuro prometedor junto a la UE ante un segundo panorama de retroceso en tiempo y espacio junto con Rusia.

Chishov aludía específicamente a las declaraciones del ex ministro de Exteriores checo, Karel Schwarzenberg, quien advirtió que Rusia podía olvidarse del acuerdo de asociación si reconocía los territorios independentistas de Georgia, Abjasia y Osetia del Sur.

Tensiones con la OTAN

Östliche Partnerschaft der EU

Cooperación UE con el este.

A la reanudación de los contactos formales a finales de abril entre la OTAN y Rusia, después de meses de congelamiento por la misma razón que paralizó el diálogo con Europa, las relaciones se vieron nuevamente empañadas por las maniobras de la OTAN en Georgia, así como por la expulsión por parte de la alianza atlántica de dos diplomáticos rusos acusados de espionaje, entre ellos el hijo del embajador Chishov.

Chishov defendió a su hijo, asegurando que fue víctima de una "grave provocación" con la que se buscaba dinamitar una mejora en las relaciones de Rusia con la OTAN. La tensión entre Moscú y el organismo militar continúa. En lo que se refiere a la UE y Rusia, ambos parecen decididos a tratar de pasar página en Jabroskov. Rusia sigue y seguirá siendo por el momento el principal abastecedor de gas de Europa, por lo que existe mucho interés en una cooperación constructiva.

Autor: Claudia Herrera Pahl, Chritoph Hasselbach, DW-WORLD

Editor: Luna Bolivar

DW recomienda