1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Cumbre G-7 en Roma: “Hay que evitar espiral proteccionista”

Los ministros de Finanzas de los siete países más industrializados del mundo, el G-7, y sus jefes de bancos centrales prosiguieron este sábado en Roma conversaciones sobre medidas contra la crisis económica mundial.

default

G-7, foro de siete debate economía mundial.

El G-7, temiendo un aumento del proteccionismo, “hará todo lo posible por combatir una recesión y evitar distorsionar el libre comercio”, dice un comunicado previo al fin del encuentro esta noche del sábado 14 de febrero de 2009. Además de la situación de la economía mundial y de los mercados financieros se analiza asimismo una reforma de las instituciones financieras mundiales.

Según dicho borrador de la declaración conjunta, el G-7 quiere luchar contra la crisis financiera con todos sus medios, pero evitando caer a la vez en el proteccionismo nacionalista. “Se emplearán los amplios instrumentos políticos para reforzar el crecimiento y el empleo, así como el sector financiero”, agrega la nota de intenciones.

Con vistas a los paquetes de ayuda estatales, en el papel también se subraya que el G-7 se "compromete a seguir evitando medidas proteccionistas". El G-7 asegura que “estabilizar la economía y los mercados financieros son las mayores prioridades actualmente, lo que significa que todos deben trabajar juntos y usar todas las opciones de políticas posibles para lograr un máximo efecto colectivo”.

Alemania advierte: “No caer en espiral proteccionista”

Alemania y el Reino Unido, por su parte, advirtieron que el riesgo de que el mundo vea una repetición de la dañina espiral de proteccionismo que presenció durante la Gran Depresión. "La lucha contra el proteccionismo nunca ha sido más necesaria que hoy", dijo el ministro de finanzas británico, Alistair Darling, a la prensa presente. "Tendremos que hacer todo para asegurarnos de que la historia no se repita", había dicho anteriormente el ministro de finanzas Peer Steinbrück al Parlamento alemán.

La reunión del G7, en la que participan ministros y presidentes de bancos centrales de Alemania, Francia, Estados Unidos, Japón, el Reino Unido, Italia y Canadá, es una etapa de preparación para la cumbre de abril del G-20, a donde asistirán varios países de economías emergentes.

Contradicciones con el principio de libre mercado

En el seno del G-7 se hace evidente la creciente intranquilidad sobre lo que puede ser una contradicción entre los compromisos con el principio del libre comercio y las medidas que se ven diferentes en la práctica. Como ejemplos están el plan de ayuda automotriz que lanzó Francia y que ha sido criticado por Alemania, o la cláusula "Compre estadounidense" del paquete de estímulo de 787.000 millones de dólares solicitado por Washington. El británico ministro de finanzas británico, Alistair Darling dijo que había discutido el tema con el nuevo secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner.

"Creo que Estados Unidos está consciente de sus obligaciones con el mundo", dijo Darling quien también enfrenta quejas de sus socios europeos, que ven que las pérdidas de la libra esterlina fortalecen la posición de las firmas británicas en los mercados de exportaciones. El borrador de la declaración, sin embargo, no hace mención a la libra ni al yen, refiriéndose sólo en general a la excesiva volatilidad de las monedas y al yuan de China.

La ministra de economía francesa, Christine Lagarde, dijo que esperaba que los países ricos y en desarrollo no pierdan de vista la meta que ellos mismos se fijaron en una cumbre en noviembre: Una mejor regulación y supervisión de los bancos y los mercados.

Washington busca salvar sus empresas "a toda costa"

La actual crisis financiera, considerada como la peor desde la década de 1930, estalló en Estados Unidos cuando culminó un crecimiento explosivo del sector inmobiliario, y con él un boom de hipotecas y deudas derivadas que habían comprado los bancos e inversionistas de todo el mundo.

Mientras los ministros se encotraban reunidos, el Congreso de Estados Unidos aprobó este viernes un plan de rescate económico que incluye decenas de miles de millones de dólares para proyectos de construcción pública, con condiciones que incluyen el uso de acero y otros bienes producidos en el país.

Recordatorio de la magnitud crisis

Nuevos datos de Europa dados a conocer el viernes sirven como recordatorio de la magnitud de la crisis económica. En el último trimestre del 2008, la producción económica de la zona euro se contrajo más que en cualquier otro trimestre del que se tengan registros y el panorama es el casi el mismo en la Unión Europea de 27 países, con bajas del 1,5 por ciento en el producto interno bruto en ambos casos, en comparación con meses anteriores.

Todas las economías del G-7 se contrajeron en el último trimestre del 2008 y aún aquellas destacadas como la de China están sufriendo una fuerte desaceleración, aún cuando no están en la compleja situación de economías como la de Estados Unidos, donde comenzaron los problemas. Pero según el gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, “lo peor está aún por venir”.

DW recomienda